La Generalitat reclama el apoyo de la CUP y el PSC a los presupuestos

Los socialistas se reafirman en su bloqueo a las cuentas y aseguran que el pacto con los Comunes manda la mayoría independentista “a la papelera de la Historia”

El conseller de Economía, Jaume Giró, en el debate a la totalidad de Presupuestos
El conseller de Economía, Jaume Giró, en el debate a la totalidad de Presupuestos FOTO: DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

A pesar de que las posiciones están ya prácticamente definidas de cara a la votación de esta tarde en el Parlament, el conseller de Economía, Jaume Giró, ha hecho un último esfuerzo por sumar el máximo de apoyos posibles. No se conforma solo con el respaldo de los Comunes, sino que también quiere a la CUP y al PSC, aunque ambas formaciones siguen en el rechazo.

De hecho, los socialistas de Salvador Illa han reafirmado su enmienda a la totalidad en el Parlament justo después del llamamiento del Govern en boca de Giró. “Diputados de la CUP y el PSC: les pido que piensen en conciencia el sentido de su voto. Les pido que suspendan por un día sus consideraciones tácticas”, ha planteado el conseller de Economía, a pesar de que su propio partido ha tratado siempre de esquivar tanto a los socialistas como a los Comunes.

“La mejor manera era que estos presupuestos prosperaran con la mayoría independentista. Por eso mi satisfacción no es completa”, ha señalado el conseller, que ha apelado a rehacer la unidad independentista en los próximos tiempos. “Ahora bien, que ninguno se haga ilusiones, que ninguno vea en esto un debilitamiento de nuestras aspiraciones”, ha dicho Giró.

El conseller ha reconocido que “no son los mejores presupuestos que Cataluña podría tener”, pero lo ha justificado por la falta de independencia. “Tengo la convicción de que si todos los que estamos en este Parlament pudiéramos legislar y disponer de todos los recursos que generamos, no solo seríamos un país más próspero, sino también más solidario”, ha afirmado Giró, reclamando nuevamente la independencia de Cataluña.

Asimismo, en un mensaje a CUP y Comunes en su voluntad por exigir más gasto, también ha avisado que hay que “pensar de dónde se saca el dinero” para hacer unos presupuestos todavía más expansivos. “No he encontrado a nadie de esta cámara que me lo explique. No basta con pedir más dinero para vivienda o salud”, ha asegurado.

La CUP ha tendido la mano para seguir trabajando con el Govern, aunque ha sido muy crítica con la propuesta y ha reprochado la operación de última hora para salvar los presupuestos con los Comunes. “Es tacticismo”, ha recriminado Eulàlia Reguant, criticando que el Govern haya usado Barcelona como moneda de cambio. “No hemos venido aquí a engañar a la gente”, ha aseverado. “El Govern ha suspendido el primer semestre por dejar llevarse por dinámicas sociovergentes”, ha criticado.

En este sentido, Reguant ha culpado al Govern de romper la mayoría parlamentaria, bautizada como del 52%. “Quien abandona el 52% es quien pacta por detrás el aeropuerto o quien apoya al Gobierno”, ha criticado. “La investidura era un punto de partida, no un punto final. No puede ser que se negocie a la baja lo que era un acuerdo de mínimos”, ha añadido.

El PSC: “La mayoría independentista, a la papelera de la Historia”

El PSC ha iniciado el turno de intervención de los distintos grupos parlamentarios que han presentado una enmienda a la totalidad de las cuentas de la Generalitat bajo una premisa: el pacto del Govern con los Comunes demuestra que la mayoría independentista de la investidura “está rota” y que a partir de ahora se abre “una nueva etapa política”. “Han pactado más presupuestos con En Comú Podem que con la CUP”, ha lanzado la portavoz socialista, Alicia Romero, quien ha reafirmado el “no” de los socialistas.

“El acuerdo improvisado de última hora envía a la papelera de la historia, que ya empieza a estar muy llena, la mayoría de la investidura” de ERC, Junts y la CUP, ha zanjado tras ahondar en la ruptura en el seno del Govern, con un nuevo choque entre republicanos y posconvergentes que evidencia otra vez las malas relaciones entre ambas formaciones. “La ruptura latente en el sí del Govern se hace manifiesta” tras este acuerdo, ha añadido.

De hecho, los socialistas se han ofrecido en numerosas ocasiones para negociar los presupuestos y no depender de la CUP y hoy han lamentado que Aragonès no haya negociado las cuentas con el PSC ya que, a su juicio, podría haber “huido de los bloques y de su empeño de mantener la mayoría de la investidura, que finalmente se ha roto”.

PP, Vox y Cs

La división independentista, la dependencia de la CUP y el fracaso de la autodenominada mayoría del 52% han centrado gran parte de las críticas del resto de grupos parlamentarios. Vox ha tildado el proyecto de los Presupuestos de la Generalitat de 2022 de “documento Frankenstein para satisfacer a los comunistas y antisistema”. El portavoz adjunto Antonio Gallego ha señalado que ERC y JxCat “se apuñalan con luz y taquígrafos” y ha reprochado a los dos socios de Govern que no hayan sido capaces de “descartar a la CUP”: “Se pasan el día mendigando el apoyo de un grupo político anti todo que encima les da la calabazas”. “Qué poco ha durado la legislatura del 52 %”, ha zanjado.

El PP, por su parte, ha desgranado una lista de motivos para bloquear las cuentas de la Generalitat. A nivel político, el líder de los populares en el Parlament, Alejandro Fernández, ha denunciado la “inestabilidad política” del Govern Aragonès y su “imposible” y “absurda” geometría variable, además de tildar de comportamiento “irresponsable” y “esperpéntico” las negociaciones de los últimos días por parte de la Generalitat. “Hablan de una supuesta mayoría independentista que son incapaces de ejercer desde 2012, quizás porque no existe”, ha reafirmado.

En aspectos de gestión, el PP ha reafirmado su “no” a las cuentas por el “infierno fiscal” que suponen y por el aumento en partidas como la “propaganda exterior” -se dispara un 27,8%- o la incorporación de asesores y altos cargos en plena pospandemia frente al exiguo presupuesto en industria o empresa.

Ciudadanos también ha cargado contra la fiscalidad que impone el Govern con los Presupuestos para 2021 y ha acusado a los Comunes de estar “siempre dispuestos” a “salvar” al independentismo, en palabras de su dirigente, Nacho Martin Blanco.