Las polémicas fallas catalanas: de “quemar” a la Guardia Civil a sodomizar a Aragonès

El president, Pedro Sánchez y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, protagonistas

El muñeco de Aragonès y Sánchez
El muñeco de Aragonès y Sánchez FOTO: TWITTER

Los polémicos Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 y la relación entre el Gobierno y la Generalitat han protagonizado este año el Carnaval de Ribes de Freser, una pequeña localidad gerundense del prepirineo conocida por celebrarlo con la quema de un muñeco similar al de las fallas de Valencia. Y este año la protagonista ha sido la controvertida figura sexual de Pedro Sánchez sodomizando a Pere Aragonès, el president del Govern y líder de ERC.

Una representación bajo lupa: el Observatorio contra la Homofobia ha abierto una incidencia al considerar que el muñeco identifica esta práctica sexual con la sumisión y la denigración, según avanzó esta semana la ACN. Desde la organización resaltan que se trata de una “sátira”.

Y es que la figura representa a Pere Aragonès con unos esquíes, una antorcha olímpica en una mano y el símbolo de las cuatro barras -por la bandera de Cataluña- en la otra, con los pantalones bajados y Pedro Sánchez tras él practicando sexo anal.

Pese a la polémica desatada, este domingo tuvo lugar en el municipio el final de fiesta y la quema del muñeco en el centro del pueblo. Una localidad muy crítica precisamente con el hecho de que el Govern de Pere Aragonès no incluyera a las comarcas del prepirineo -Ripollès, a la que pertenece Ribes de Freser, Berguedà y Solsonès- a pesar de ser zonas de paso o poder acoger pruebas de los hipotéticos Juegos Olímpicos de 2030.

Una tradición que siempre acapara focos y titulares por el fuerte componente político y satírico de sus representaciones, en el centro de la polémica en los últimos años. Hace dos años, justo a las puertas de la pandemia, se quemaron varios muñecos representativos de la Policía, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Civil. En la “performance”, además, había representado el paracaidista accidentado de las Fuerzas Armadas en el desfile del 12 de octubre.

En las imágenes se podían ver los tres agentes -el mosso con un proyectil de foam, el guardia civil y el policía nacional- encima de una especie de contenedor en el que se podía leer “mesa de diálogo”. Y arriba, un mástil que simulaba una farola con el paracaidista accidentado.

En 2019 la falla que quemaron representaba al rey Felipe VI, vestido de juez. Y anteriormente, Soraya Sáenz de Santamaría, entonces vicepresidenta del Gobierno de Mariano Rajoy, protagonizaba una escena de sexo con Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ambas rodeadas de lazos amarillos.

También han aparecido en un tono menos polémico Artur Mas, expresident de la Generalitat, junto a Anna Gabriel, dirigente de la CUP que en su día lideró la corriente antisistema que forzó el paso al lado del líder convergente.