La purga independentista en los Mossos llega a los tribunales

El ex mando Toni Rodríguez acusa al número 2 del cuerpo, Eduard Sallent, de apartarle por no facilitar datos sobre orrupción de políticos catalanes

El ex jefe de Investigación de los Mossos, Toni Rodríguez
El ex jefe de Investigación de los Mossos, Toni Rodríguez FOTO: Twitter

El cuerpo de los Mossos d’Esquadra casi siempre está envuelto en polémicas, y el momento actual no es la excepción, aunque en este caso la polémica es más “política” que “policial”. Inmersos en una crisis interna por la rotura entre el número uno del cuerpo, Josep Maria Estela, y su segundo, Eduard Sallent, en la cúpula de los Mossos d’Esquadra se le abren más frentes.

Interior suspendió este lunes las oposiciones a nuevos mandos porque encontraron un teléfono que grababa en secreto en una de las entrevistas, lo que supone una irregularidad, y todo ello el mismo día que salió a la luz la denuncia de Rodríguez, acusando a la cúpula de los Mossos –y en concreto el entonces jefe y actual número dos, el citado Sallent– e Interior de apartarle para no facilitar informaciones sobre algunas causas de corrupción que afectaban a políticos catalanes. Sallent fue comisario jefe desde el 2019 hasta el 2020, cuando le sustituyó el restituido Josep Lluís Trapero .

Toni Rodríguez, que en la etapa de Sallent era el  jefe de la Comisaría General de Investigación Criminal de los Mossos , reveló los hechos en el marco de la denuncia que ha presentado contra su cese, en diciembre, y coincidiendo con el regreso de Sallent en la cúpula policial. De Rodríguez dependían varias unidades de investigación, como la que se dedica a los temas de corrupción.

La unidad que supervisaba se hacía cargo del caso que implica el ex conseller Miquel Buch , también de la investigación en  Laura Borràs  y, junto con la Guardia Civil y la Audiencia Nacional, una de las ramificaciones del caso 3% , la que hace referencia a un posible desvío de dinero público a través de la productora audiovisual Triacom .

En la denuncia, el intendente apunta como detonante de su destitución la negativa a facilitar a sus jefes información confidencial de las investigaciones que dirigía y que afectaban a los políticos de Junts Laura Borràs y Miquel Buch.

Rodríguez asegura que, en 2020, Eduard Sallent quería una copia de las diligencias de la investigación por las labores de escolta a Carles Puigdemont , una investigación que apunta contra Buch, que entonces era el conseller de Interior.

Según el intendente, Interior sabía que estaba en marcha esta investigación, y “por orden de la cabeza del cuerpo, el comisario Sallent, se pidió una copia de las diligencias de aquella investigación”. Rodríguez asegura que la petición no se atendió . Esto habría generado “tensión con la cúpula del cuerpo”, que logró la información por otras vías.

También afirma que la unidad anticorrupción que lideraba hizo frente a “acciones que dificultaban en serio las funciones de policía judicial”, por lo que pidió amparo al juez instructor y decidieron extraer los archivos de la investigación que había en el sistema interno de los Mossos.

Asimismo, recuerda cómo las filtraciones de la causa que afecta a Laura Borràs --y que le ha llevado a ser suspendida como diputada y presidenta del Parlament -- hicieron que el juez retirara la investigación a los Mossos.

Los Mossos suspendieron ayer el proceso de selección para 24 plazas de inspector y 10 de intendente ante las “irregularidades” que detectaron, un caso que empezó a investigar la División de Asuntos Internos y que ahora está judicializado.

La conselleria de Interior aseguró en un comunicado este lunes que “aplicará la máxima transparencia en la investigación para detectar posibles irregularidades” en el proceso selectivo.

Tras un incidente detectado en una reunión de los tribunales evaluadores el 22 de septiembre, la Dirección General de la Policía encargó la primera investigación del caso a la División de Asuntos Internos.