Felipe González: “Los autoritarismos me repugnan, sean de derecha o de izquierda”

El expresidente del Gobierno asegura que no entiende la presencia de Pablo Iglesias en la Comisión para Asuntos de Inteligencia

GRAFCVA2274. VALENCIA, 24/02/2020.-El expresidente del Gobierno Felipe González (i) en la imagen, junto al  presidente de AVA, Vicente Boluda (d) ,momentos antes de pronunciar una conferencia durante la asamblea general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). EFE/Kai Försterling
GRAFCVA2274. VALENCIA, 24/02/2020.-El expresidente del Gobierno Felipe González (i) en la imagen, junto al presidente de AVA, Vicente Boluda (d) ,momentos antes de pronunciar una conferencia durante la asamblea general de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). EFE/Kai Försterling Kai FörsterlingEFE

Ante los directivos más importantes de la Comunitat Valenciana, los miembros de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), el expresidente del Gobierno, Felipe González (con muchos “ex” delante, como él mismo dice, puesto que "eso fue hace muchísimo tiempo), ha impartido una conferencia en la que ha abordado la política y la economía actual, sin “mojarse” del todo, pero dejando las cosas bastante claras. No les gustan los radicalismos, ha dicho, ni de una ni de otra parte. “Los autoritarismos, sean de derecha o de izquierda, me repugnan de la misma manera y siempre estaré enfrente de la pérdida de libertad y desarrollo de mis ideas”.

El expresidente del Gobierno se ha mostrado convencido de que “las partes tan distintas de hoy en día son inventadas” y ha asegurado que “antes sabíamos que nos podíamos entender y que podíamos desarrollar un campo de juego (...) eso es la democracia y en ese concepto de la democracia es en lo único que soy radical".

Para aquellos que consideran una “anomalía” la actual situación política en la que existen varios partidos en el Gobierno, González ha subrayado que, en periodo democrático, lo habitual en España ha sido la impermanencia y la poca durabilidad de los Gobiernos. “Lo extraño fueron los 35 años de previsibilidad que hubo tras Adolfo Suárez”, por lo que ha llamado a no verlo como algo anómalo.

Con referencia a Podemos, ha señalado con ironía que le está costando trabajo ver la relación entre la Agenda 2030 y la agenda social, los dos ámbitos de competencia del vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, con su presencia en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia. El expresidente socialista ha afirmado estar sorprendido por que Iglesias “quiera estar” en la única comisión delegada que no se ocupa del ámbito de sus competencias, en alusión al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En cuanto al futuro modelo económico, ha señalado que la dignificación del trabajo “pasa no solo por defender los derechos de los trabajadores sino por preocuparse por la productividad de la persona ocupada. Productividad y competitividad, si no, no es posible que la redistribución del ingreso funcione de manera sostenible”.