Valencia pone mascarilla a 30 esculturas para concienciar sobre su uso

Desde el mes de julio la Policía Local ha impuesto más de 6.000 denuncias

Valencia ha puesto mascarillas a una treintena de esculturas en zonas emblemáticas de la ciudad, como la plaza de la Virgen o la del Patriarca, con el fin de concienciar a la ciudadanía en el uso de este elemento de protección individual frente al coronavirus, tanto en el ámbito público como privado.

El concejal de Protección Ciudadana de Valencia, Aarón Cano, ha explicado que la acción responde a “una llamada a la sensibilización de toda la ciudadanía valenciana, no solo de la ciudad sino de todo el entorno metropolitano” en el uso de la mascarilla, que ha impulsado su Concejalía en colaboración con la de Cultura.

Según ha informado, desde julio hasta mitad de este mes de septiembre la Policía Local ha impuesto más de 6.000 denuncias por no llevar mascarilla, cuyo importe asciende a 100 euros.

“El uso de la mascarilla, la distancia y el lavado de manos son los elementos fundamentales para combatir ahora mismo el coronavirus. La mascarilla es la barrera física fundamental”, ha añadido.

El edil ha sostenido que con esta iniciativa quieren “impactar en la conciencia de las personas para que sepan que hay que mantener la atención y que, aunque presentemos buenas cifras en la ciudad de València, no podemos bajar la guardia porque en cualquier momento podemos tener un repunte de casos”.

Ha incidido en que se trata de concienciar a la población a usar la mascarilla, tanto en el ámbito público como en el privado, ya que consideran que es en este último espacio donde creen “que el virus está propagándose con mayor intensidad”.

Como ejemplo de la iniciativa, en la céntrica plaza de la Virgen han amanecido este martes con mascarilla la gran escultura del hombre que preside la emblemática fuente que representa el río Turia, que atraviesa la ciudad, y las de las ocho mujeres peinadas de fallera, de tamaño más pequeño y que simbolizan sus afluentes.