Ribó insta a su concejal de Hacienda a dar la documentación que solicita el PP

Borja Sanjuan habría anunciado la llegada de 113 millones “que solo existen en su imaginación", según los populares

El alcalde Ribó ha instado por escrito al concejal de Hacienda a que conteste y entregue la documentación solicitada por la portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Cátalá, sobre los informes donde consta que a Valencia le habrían correspondido 113 millones de euros como contrapartida por la cesión de los ahorros municipales al Estado, según un comunicado remitido por el grupo “popular”.

Desde el Servicio de Coordinación Jurídica de Alcaldía han estimado un recurso de amparo del PP y han notificado al concejal delegado de Hacienda, que de acuerdo con la normativa vigente en materia de derecho a la información (artículo 18 del Reglamento Orgánico del Pleno), “lleve a término las actuaciones necesarias” para que se atienda la información requerida por el Grupo Popular en relación a unas serie manifestaciones públicas de Borja Sanjuán en las que afirmaba que el Ayuntamiento de Valencia podría llegar a recibir hasta 113 millones de euros si se hubiera aprobado el Real Decreto 27/2020 sobre los remanentes.

En concreto, el Grupo Popular pedía al concejal de Hacienda una copia de la propuesta de negociación entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Ministerio de Hacienda a la que se hizo referencia en las declaraciones el concejal del PSPV, Borja Sanjuan, y todos los informes técnicos ya elaborados por los servicios económicos municipales en relación al Decreto por el Gobierno requisaba los más de 15.000 millones de euros de ahorros de los Ayuntamiento.

La portavoz popular ha considerado “patético el intento de manipulación del concejal de Hacienda en los medios de comunicación y en la Redes Sociales cuando llegó a afirmar que Valencia podía recibir hasta 113 millones si tragaba con el chantaje de Sánchez sobre los remanentes”.

Catalá ha destacado que “el PSPV se quedó solo defendiendo lo indefendible y eso llevó al edil de Hacienda a mencionar públicamente unas propuestas de negociación entre la FEMP y el Gobierno del PSOE y Podemos que sólo existían en su imaginación”.

Ahora, ha concluido Catalá, “es la propia Alcaldía de Ribó la que le recrimina que no informe debidamente al Grupo Popular y nos dé acceso a esa hipotética documentación y estudios municipales en los que podía haberse basado para hacer tales afirmaciones sobre los remanentes”.