El PP exige a Ribó que le reclame al Ministerio de Hacienda los cincuenta millones comprometidos

Los “populares” votarán en contra del presupuesto municipal

El alcalde de València, Joan Ribó, durante un pleno ordinario AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

El Grupo Municipal Popular votará mañana en contra del presupuesto municipal al no atender las peticiones de revertir el sablazo fiscal del Gobierno de Ribó y PSOE de este año 2020 que se une a la subidas de 2016.

La portavoz del Grupo Popular de Valencia, María José Catalá, ha advertido que “el presupuesto que mañana pretende aprobar el gobierno municipal, conformado por nacionalistas y socialistas, no concede un respiro a la asfixia económica que sufren los vecinos, comerciantes, hosteleros, autónomos y pymes, al mantener una subida de impuestos y tasas que ha supuesto un incremento de 30 millones de la recaudación”.

Catalá ha pedido al acalde que reivindique a la Secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, con quien Ribó se reúne esta mañana, la creación del fondo de 3.000 millones al que se comprometió el presidente Sánchez para financiar a los Ayuntamientos.

Por criterio de población a Valencia le corresponderían 50 millones de euros, “con los que sería posible revertir la subida de impuestos y tasas municipales que está aplicando Ribó y el PSPV este año 2020 y que mantendrá en el presupuesto del 2021”.

La subida de la presión fiscal de Ribó ha sido especialmente gravosa con la actividad económica de la ciudad a la que le han cargado 10,7 millones en impuestos. De ellos, 4,9 millones por el aumento del IB a los negocios con usos Diferenciados, del IBI de características especiales 1,1 millones de euros, por el IBI con la subida del dos por ciento se recaudan 1,7 millones de euros y en el IAE con el incremento 2,8 millones más. A ello, hay que sumar el incremento del agua en un 105 por ciento y de la tasa de vehículos.

Por todo ello, ha recordado Catalá, "desde el PP hemos pedido reiteradamente que se aplique una bonificación de hasta el 50por ciento del IBI a todas aquellos autónomos, comercios, pymes, hosteleros y ocio que acrediten que han tenido pérdidas derivadas de la pandemia.

Además, la portavoz PP ha lamentado que el presupuesto de 2021 reduzca la partida de empleo, cuando se ha disparado la tasa de paro al 18 por ciento, dos puntos encima de la media en España. “No es una prioridad para el Gobierno de Ribó y PSOE la creación de empleo, ni invierte en generar empleo, ni tampoco ayuda a los que lo generan. Castiga con su sablazo fiscal a la actividad económica de la ciudad y no aumenta las ayudas con respecto al año 2020”, ha concluido.