El PP exige la dimisión del alcalde de Valencia por “atacar” a la Policía Nacional

El alcalde Joan Ribó asegura que “defender la libertad de expresión no implica identificarse con Hasél”

Jorge Gil Europa Press

El PP dará un paso más en el pleno y reclamará ya la marcha del alcalde de Valencia, Joan Ribó, tras la “lamentable postura de apoyo a los violentos y dar la espalda a las Fuerzas y Cuerpos del Estado” tras varias noches de violencia en el centro de la ciudad provocada por las manifestaciones por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Al Pleno del Ayuntamiento de Valencia del próximo jueves, los populares llevan una moción de respaldo a la Policía y la reprobación del alcalde por su defensa de los violentos y por atacar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Los populares esperan contar con el apoyo de todos los grupos políticos y especialmente del PSOE que dirige la Delegación del Gobierno en Valencia, responsables de la Policía Nacional.

“El alcalde de Ribó, en la rueda de prensa de esta mañana, no rectifica, sigue cuestionando la actuación de la Policía y no condena los actos violentos que se produjeron en Valencia”.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha anunciado la presentación al Pleno una moción en la que solicita que todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento “condenen sin paliativos los actos violentos que han provocado grupos de manifestantes en diferentes ciudades, entre ellas Valencia, durante las protestas convocadas para exigir la libertad del delincuente Pablo Hasél”.

La moción de los populares pide la reprobación del alcalde Ribó, “porque pensamos que quienes están en las instituciones no pueden estar dentro y fuera del sistema, eso es de una esquizofrenia política absoluta, no se puede ser antisistema estando dentro de las instituciones”, ha destacado Catalá. En esta línea, ha considerado “injustificable estar al lado de los violentos y dar la espalda a las Fuerzas y Cuerpos del Estado”.

Asimismo, los populares también piden en su iniciativa plenaria la reprobación del alcalde de Valencia por sus críticas a la Policía Nacional. “Con sus declaraciones Ribó, en lugar de defender el trabajo de la Policía en defensa de los derechos democráticos de todos los ciudadanos, dio pábulo a los intolerantes y violentos que ayer quemaron y destrozaron contenedores y mobiliario urbano”, ha lamentado Catalá.

La moción del PP pide también instar a todas las formaciones políticas con representación en este hemiciclo a mostrar su apoyo y respaldar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado como garantes de la seguridad pública de nuestro país.

Igualmente, los populares proponen condenar todo tipo de manifestación que incite al odio o a la violencia como las letras de las canciones del rapero Hasél en las que se enaltece a organizaciones terroristas como ETA, el Grapo, Terra Lliure o AlQaeda.

Del mismo modo, el texto que propone para que sea apoyado por todos los Grupos políticos pide que el Consistorio muestre el rechazo a las peticiones de indultos para personas condenadas por enaltecimiento de terrorismo y que se respeten las sentencias judiciales y la separación de poderes de nuestro país.

Por último, la moción incluye una petición para que el Ayuntamiento reitere el su compromiso con la calidad democrática de este país y con los valores que propugna nuestro Estado social y democrático de Derecho.

“Defender la libertad de expresión”

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha incidido este lunes en que defender la libertad de expresión “no implica identificarse con las palabras o el planteamiento” del rapero Pablo Hasél, con el que, ha apuntado, “rotundamente no” se identifica y que no le resulta “excesivamente amable” ni “empático”.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa para presentar la nueva web municipal al ser preguntado por la desproporcionalidad que denunció en Twitter de la actuación policial en las concentraciones de protesta por la detención de Hasél el pasado jueves por la noche.

”La desproporción puede venir por exceso o por defecto y yo creo que hubo algunas actuaciones excesivas que se tendrían que controlar”, ha insistido para informar de que durante este lunes tiene previsto hablar con la delegada del Gobierno, la socialista Gloria Calero.

Ha recordado que él habló de la actuación en València y no en Barcelona, donde ha habido “violencia y pillaje” pero de donde ha asegurado que “no” tiene “datos suficientes” para opinar.

”Lo que planteé es respecto a una actuación muy concreta”, ha incidido, a la par que ha manifestado que hubo denuncias desde otros ámbitos, como algunos diputados o la Unió de Periodistes “hablando de desproporción”.

También ha recordado otras actuaciones policiales en la ciudad como la de una manifestación del 9 d’Octubre que está en los tribunales y que fue “violentamente atacada por grupos de extrema derecha” y seguramente “no estuvo suficientemente controlada por parte de la policía y hubo una desproporción”.

”Creo que la actuación de la policía debe ser proporcionada a la situación. Y decir eso no implica ni de pensar como el señor Hasél ni defenderlo porque a mí ni me resulta excesivamente amable ni excesivamente empático”, ha apuntado.

Además, ha defendido: es “una cuestión de la libertad de expresión y eso no implica identificarse en absoluto con las palabras o planteamientos de una persona con el que he de decir que rotundamente no me identifico”.