Polémica por el derribo de una cruz en Elche levantada en 1939

El alcalde socialista dice que es un símbolo franquista mientras que los populares defienden que representa a los dos bandos

El PP de Elche ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que no se retire la cruz del Paseo Germanías
El PP de Elche ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que no se retire la cruz del Paseo GermaníasLa RazónLa Razón

¿Es un símbolo franquista una cruz levantada en 1939? ¿Puede representar a todos los caídos en la Guerra Civil? El alcalde socialista de Elche (Alicante), Carlos González, no tiene duda alguna. «Todo el mundo sabe por qué está la cruz en esa plaza. Es un símbolo del franquismo» y, por tanto, se derribará dentro del proyecto de reforma propuesto para regenerar el Paseo de Germanías.

Para el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Claudio Guilabert, es un homenaje a todos los caídos, independientemente del bando al que pertenecieran. «Es un símbolo de todos» e insiste en que nadie siente rechazo cuando lo ve.

Como prueba, aporta el pliego en el que se esbozan las características de la obra y en el que se refieren a este elemento de la siguiente manera. «Destaca la escultura de la cruz existente en el centro de la plaza, en su día como símbolo conmemorativo de los caídos en la guerra, y hoy democratizado e integrado en el espacio».

En el pliego de la obra de remodelación de la plaza Germanías de Elche se mantiene la cruz
En el pliego de la obra de remodelación de la plaza Germanías de Elche se mantiene la cruzLa RazónLa Razón

La descripción encaja con la postura de los populares. La sorpresa llegó cuando en el pleno el alcalde defendió su derribo.

González argumenta que la modernización de esta plaza recuperará un elemento «tan relevante como el refugio de la Guerra Civil». Será un museo vinculado a la «memoria histórica» y mediante el que se pretende lanzar «un mensaje de respeto de derechos humanos y a la convivencia». La obra está presupuestada en 900.000 euros.

«Con esto de las cruces se está provocando mucha polarización y debates encarnizados. Hay que cumplir la Ley de Memoria Histórica y suprimir la simbología franquista que exalta la victoria de una parte de la sociedad española sobre la otra».

Recogida de firmas

El PP de Elche inició el domingo la recogida de firmas para pedir que no se derribe. En dos días han recabado 1.500 apoyos y tan solo una persona se acercó a la mesa a llamarles «franquistas». Insiste en que no hay oposición y como prueba afirma que el alcalde publicó una encuesta en una red social y que la retiró «porque no le gustaba el resultado».

El alcalde de Callosa de Segura, Manuel Martínez, acudió para mostrar su respaldo a esta iniciativa.

Durante las dos próximas semanas continuarán con esta campaña que, aunque ha comenzado a los pies de la cruz, recorrerá otros puntos de la ciudad. En 2018 el otrora alcalde de esta localidad, el socialista Fran Maciá, ordenó la retirada de una cruz que se encontraba en la plaza de España, frente a la Iglesia, y que provocó una visible división en la localidad.

Así mismo, la Asociación Española de Abogados Cristianos solicita apoyos en su página web argumentando que derribarla sería «un atentando contra el derecho fundamental a la libertad religiosa».

Recuerdan que en 2011, otro alcalde socialista, Alejandro Soler, realizó esta propuesta que no se llevó a cabo por el rechazo social generado. «En Elche gobiernan PSOE y Compromís, los partidos más laicistas de España».

Cuando se publicó este artículo, según se recogía en su página web, figuraban 8.684 adhesiones.