Valencia se queda sin feria de julio

La empresa gestora de la plaza de toros asegura que es imposible organizar el evento con las actuales normas sanitarias

Plaza de Toros de Valencia
Plaza de Toros de ValenciaServicio Ilustrado (Automático) ABULAILA

La empresa gestora de la plaza de toros de Valencia ha comunicado a la Diputación que, debido a la falta de autorización por parte de las autoridades sanitarias de la Generalitat para disponer del 50 por ciento del aforo, es inviable el organizar la feria de julio, e igualmente lo sería si ese aforo pedido les fuese concedido con posterioridad, ya que no habría tiempo material para montar una feria como esta plaza exige.

El empresario francés ha declarado que “No se dan las condiciones mínimas para organizar festejos taurinos”. Casas aduce que no se pueden cumplir las 4.000 personas, como máximo, que permiten las autoridades sanitarias. La plaza de toros de Valencia afora unos 11.000 espectadores, por lo que con menos del 50 por ciento hace inviable la organización de la Feria de Julio.

“Con 4.000 personas autorizadas es imposible montar carteles buenos en una plaza de primera con las obligaciones jurídicas y económicas de un contrato público. De esas 4.000 localidades hay que descontar unas 700 entre invitaciones y personal de plaza, por lo que solo se pondrían poner a la venta unas 3.000. Ni con televisión, si la hubiera, se podría organizar la Feria”.

Ahora, dado que para las fechas en las que se llevarán a cabo las fiestas de fallas, del 1 al 5 de septiembre, la plaza estará ocupada para la celebración de conciertos firmados con anterioridad, el objetivo es lograr que se puedan dar festejos en octubre, coincidiendo con el 9 de octubre, Día de la Comunidad Valenciana.

Por otra parte, fuentes de la Diputación de Valencia aseguran que este comunicado de Simón Casas les ha pillado por sorpresa y que con anterioridad a este escrito, Casas envió otro en el que reclamaba a la corporación valenciana una indemnización de 250.000 euros por las pérdidas ocasionadas con motivo de la suspensión de las Fallas de2020. En este caso, la reclamación ha pasado a los servicios jurídicos de la Diputación para su estudio y resolución.