El MARQ recoge ocho siglos de la misteriosa cultura etrusca a partir de agosto

Más de 150 piezas originales llegadas de la Toscana italiana recoge la mayor exposición de la ultima década en España

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, durante la presentación de la exposición, celebrada en el Instituto Italiano di Cultura de Madrid, junto al embajador de la República de Italia en España, Riccardo Guariglia, el director del MARQ, Manuel Olcina, la directora del Istituto Italiano di Cultura en España, Marialuisa Pappalardo, y la comisaria del proyecto, Giuseppina Carlotta Cianferoni. Al acto ha asistido también el director gerente del MARQ, José Alberto Cortés.
La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, durante la presentación de la exposición, celebrada en el Instituto Italiano di Cultura de Madrid, junto al embajador de la República de Italia en España, Riccardo Guariglia, el director del MARQ, Manuel Olcina, la directora del Istituto Italiano di Cultura en España, Marialuisa Pappalardo, y la comisaria del proyecto, Giuseppina Carlotta Cianferoni. Al acto ha asistido también el director gerente del MARQ, José Alberto Cortés.La RazónLa Razón

Más de 150 piezas originales llegadas de la Toscana italiana que recogen lo mejor de la antigua y misteriosa cultura de los Etruscos entre los siglos IX y I a.C. se exhibirán del 26 de agosto al 12 de diciembre en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ).

Se trata de la mayor exposición en casi 15 años en España de esta cultura trasalpina que ha sido diseñada en un tiempo récord en época de pandemia con piezas de los museos Etrusco Guarnacci de Volterra y Arqueológico de Florencia, ambos en la Toscana italiana.

Los antecedentes más inmediatos de muestras parecidas tan ambiciosas se sitúan en 2007 en el Museo Arqueológico Nacional (MAN) de Madrid con 350 piezas y en la considerada mayor hasta ahora de Venecia en 2000.’Etruscos.

“El amanecer de Roma” incluirá urnas con relieves donde aparece la característica y serena sonrisa etrusca (que tiene su hito en el conocido sarcófago de “Los Esposos” del Louvre), así como muestras de orfebrería, esculturas, refinados bronces y cerámicas, muchas de las cuales nunca habían salido de Italia.

Se divide en cinco secciones temáticas para abordar aspectos de la vida y la muerte, con especial atención a las prácticas de culto dada la profundidad religiosidad por la que los etruscos eran famosos en el mundo antiguo, ha incidido la comisaria y prestigiosa arqueóloga Guiseppina Carlotta Cianferoni, directora del Arqueológico de Florencia.

Los detalles de la exposición de la antigua Etruria han sido dados a conocer en un acto celebrado en el Instituto Italiano de Cultura en Madrid por parte del embajador de Italia en España, Riccardo Guariglia; la vicepresidenta de la Diputación de Alicante (del que depende el MARQ), Julia Parra; el director del MARQ, Manuel H. Olcina, y el director de la Fundación MARQ, José Alberto Cortés, además de la comisaria Cianferoni.

La vicepresidenta de la Diputación de Alicante, Julia Parra, ha recordado que la cultura es una “vía extraordinaria de entendimiento y diálogo entre los países” y ha confiado en que la exposición de los etruscos sea un “gran atractivo turístico” al constituir un elemento más de Alicante dentro de su creciente y rica oferta cultural.

A lo largo de las tres salas temporales del museo alicantino se podrá observar una urna de Ulises, las sirenas del museo de Volterra, una estela funeraria de Florencia, una cabeza de Júpiter del mercado de Trajano de Roma y diverso armamento.

Aunque no tan conocida como la griega y romana, la etrusca es una parte fundamental del pasado cultural mediterráneo antes de su absorción por Roma. Incluso ha sido considerada como “origen fundacional de lo que hoy somos” por parte del embajador de Italia, Riccardo Guariglia, que ha recordado lo misterioso de los etruscos, cuyo alfabeto aún no ha acabado de ser descifrado.

La de Alicante será la primera parada dentro de una gira internacional de las piezas italianas que tendrá como segunda escala Nimes (Francia) antes de otros puntos.

En paralelo, el MARQ ha programado en un espacio contiguo bajo el título ”Huellas Etruscas” sobre la presencia de esa civilización en la provincia a partir de 15 piezas halladas en excavaciones en Alicante, como un ánfora, una jarra de bronce y un rallador encontrados en San Fulgencio, unos cazos de Villajoyosa y un colador/embudo aparecido en aguas de Xàbia para filtrar el vino.

Este último artilugio, un ‘infundibulum’, es especialmente singular ya que se trata uno de los pocos elementos para filtrar el vino de la época que se conservan en Europa y el único de la península ibérica junto con otro colador/embudo del yacimiento de Cancho Roano (Zalamea de la Serena, Badajoz), éste de época tartésica, ha relatado el director del MARQ, Manuel Olcina.

La inmensa mayoría de las piezas de la parte expositiva alicantina son, precisamente, instrumentos relacionados con la preparación y consumo de vino, los cuales han llegado por medio de comerciantes fenicios y cartagineses porque en esta parte de la península Ibérica no hubo presencia directa etrusca.

La de los etruscos será la exposición estrella del MARQ antes de la prevista entre el 1 de abril y 31 de diciembre de 2022 de “Los Guerreros de Xi’an”, con valiosas piezas originales.