Polémica en Twitter por la retención de un ladrón de gambas en un supermercado de Alicante

Los tuiteros se dividen entre los que defienden al supermercado y los que mantienen que detener a alguien es ilegal

Imagen de la agresión e un Lidl de Alicante
Imagen de la agresión e un Lidl de Alicante FOTO: La Razón La Razón

Este fin de semana se ha hecho viral un vídeo en el que se puede observar a un grupo de personas reteniendo contra el suelo a otra que, presuntamente, había salido de un supermercado Lidl ubicado en Alicante con una caja de gambas, sin pagar.

En el vídeo, que se hizo viral, se puede escuchar a la persona retenida en el suelo quejarse de dolor mientras unas tres personas lo aplastan con las rodillas contra el asfalto bajo la mirada de otro grupo que lo rodea.

Las redes se dividieron entre los que defienden al supermercado y condenan el hurto como “delito” y los que no pueden dar crédito a los argumentos que defienden a la gran cadena de supermercados, más teniendo en cuenta, como así argumentan algunos, las fechas navideñas en las que estamos.

Si querían ser héroes bastaba con que uno de todos esos se acercara al Lidl y pagara la caja de gambas y además le comprara un bote de mayonesa. Así de sencillo”, sentencia un tuitero.

“La realidad es que con la ley en la mano, los que están cometiendo un delito, o más de uno, son los que retienen al ladrón. Robar una caja de gambas sin violencia no es delito. Retener a una persona utilizando la fuerza sí”, defiende otra usuaria de la red social. En esta línea también apunta otro usuario que: “el hurto es una falta, la retención ilegal y agresión es un delito”.

Otro usuario apelaba ya no al hecho de falta o penal, sino al moral: “Ya hay que ser idiota para retener a una persona por llevarse una caja de gambas en Navidad. Ni que fueran a heredar ellos el Lidl”.

Por su parte otros han defendido la actuación de los consumidores: “Me alegro mucho que la gente se implique y ayudé a detener al que delinque”. “No me da ninguna pena. No ha robado pan, arroz o leche. Ha robado gambas. Muchos españoles hacen sacrificios para pagarse esas gambas o ese cordero en Navidad”, argumenta otro usuario.