Bravo, sobre Oltra: “Si se compromete la credibilidad de la institución, me plantearía irme”

La consellera de Justicia pide “hacer esfuerzos” por recuperar la credibilidad política ante la ciudadanía

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, en una imagen de archivo
La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, en una imagen de archivo FOTO: Ana Escobar EFE

La consellera de Justicia de la Comunitat Valenciana, Gabriela Bravo, sobre si considera que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, debería apartarse a un lado si resulta imputada por la actuación de la Conselleria de Igualdad en el caso de abusos sexuales en el que fue condenado su exmarido, ha asegurado cada uno “es dueño de sus decisiones, tiene su escala de valores, y debe tomar sus decisiones pero yo ante una situación en la que se compromete la credibilidad de la institución a la que representa, me lo plantearía”.

En declaraciones a COPE Valencia, la consellera ha defendido que cada uno debe saber dónde llega la ética, que es muy importante en política. En ocasiones es importante desligar responsabilidad penal de la política y lo que puede afectar a la institución”.

Bravo ha insistido en la entrevista radiofónica en que “a veces hay responsabilidades políticas que no significa responsable penalmente, pero tenemos que plantearnos que determinadas decisiones pueden perjudicar o no la institución. Ahora los ciudadanos tienen una falta de credibilidad en las instituciones que debemos hacer esfuerzos importantes por recuperar y por ello debemos ser ejemplares” ha añadido.

Inquirida también por si la dimisión del síndico del PSPV, Manolo Mata, ha abocado a una remodelación urgente del Consell, la titular de Justicia ha asegurado que dicha acción “no supone ninguna crisis de gobierno ya que el presidente Ximo Puig tiene toda la legitimidad de hacer los cambios que considere en el Gobierno valenciano” para dar un impulso a lo que queda de legislatura.

Requisito lingüístico

Bravo también ha abordado otros ámbitos de actualidad como la polémica por el cruce de opiniones entre PSPV y Compromís en el requisito lingüístico. La consellera ha defendido el acuerdo en todos lo niveles, pero ha dicho que “únicamente hay desacuerdo en el nivel que debe exigirse a los altos funcionarios”. “Es responsabilidad de todos lograr puntos de acuerdo y conseguir que el valenciano deje de ser un mérito y dar el mismo trato al valenciano que se da al castellano.

Además, ha citado a otras comunidades que exigen nivel superior para acceder a la función pública, como Galicia porque el sistema educativo del territorio obtienen el nivel cuando acaban el bachillerato.

Por ese motivo, ha pedido que Educación se plantee la posibilidad de hacer los cambios necesarios para garantizar ese nivel de valenciano que pide.

Violencia vicaria

La consellera de Justicia también ha analizado lo sucedido en el parricidio de Sueca. “No podemos hacer lectura tan reducida de si ha habido comunicación o no entre juzgados”. Al respecto ha mostrado su preocupación sobre las actuales medidas de alejamiento tal y como están en la ley y ha pedido un análisis más profundo sobre si son suficientes o no porque " no hay un seguimiento del agresor, la información se tiene a través de la víctima y la carga la asume la víctima que no está en condiciones ni son conscientes del peligro ni para ellas ni sus hijos”.