Todavía peor para la música: Amazon sacrifica discos para hacer sitio a geles y mascarillas

El gigante de la distribución online anuncia que no recibirá más existencias de vinilos y CD para recibir suministros extra de productos de primera necesidad

Portadas de discos de vinilo
Portadas de discos de vinilo

Tras la avalancha de cancelaciones de conciertos que han dejado a la industria musical tocada, el Coronavirus sigue provocando efectos perniciosos a los músicos. El gigante de la distribución Amazon, el vendedor número uno de discos en Estados Unidos, ha anunciado que no recibirá más “stock” de discos en sus almacenes para hacer sitio a productos de primera necesidad contra la pandemia. Aunque nadie puede discutir que el objetivo de esta medida es correcto, no cabe duda de que supone otro golpe a la música y su industria. Aunque el impacto global de las ventas físicas y de los artistas más escuchados del mundo sea pequeño, en el caso de sellos independientes y artistas no masivos esta nueva dificultad puede ser más grave.

La compañía está recibiendo un fuerte aumento de pedidos de geles desinfectantes, mascarillas, guantes y otro tipo de productos pensados para prevenir contagios. Por eso, para darle prioridad a la distribución de esta demanda urgente y sanitaria, los discos tendrán que esperar. En todo caso, la compañía asegura que sí seguirá sirviendo los álbumes que tengan almacenados, pero que no almacenará nuevas existencias.

Esta situación perjudicaba al Record Store Day (RSD) que solía celebrarse el 18 de abril y que ha sido retrasado al 20 de junio. En torno al RSD muchos artistas lanzan ediciones limitadas o especiales de su obra en formato físico. En Estados Unidos, el mercado físico apenas supone el 10 por ciento del total, según un estudio de la industria de 2019, pero las ventas de vinilos han experimentado durante el año anterior un ascenso del 19 por ciento. Sumados, ambos mercados ascienden a 1.000 millones de dólares.