«La maldición del guapo»: Yo estafo, tú estafas... ★★★✩✩

Dirección y guión: Beda Docampo Feijóo. Intérpretes: Gonzalo de Castro, Juan Grandinetti, Malena Alterio, Cayetana Guillén Cuervo. España, 2020. Duración: 89 min. Tragicomedia.

Seguro, o eso parece por su nueva cinta, que Docampo Feijoó pasó un buen rato con «Un par de seductores» (Frank Oz, 1988), sobre dos adorables caraduras que estafaban a señoras millonarias en la divina Riviera francesa. Porque tan conquistador, mentiroso y liante como ellos, aunque con menos «charme», es el argentino Humberto, ex ladrón de guante más o menos blanco que regenta un bar en Madrid y vive alejado del oficio tras haber cumplido una antigua condena. La relación con su honrado hijo, que trabaja en una joyería, está rota por culpa de la existencia disipada de Humberto, pero el robo de unas perlas negras vuelve a unirlos mal que le pese al joven. Partiendo de la premisa de que, si eres guapo, lo mismo de tonto tienes también algo, el director nos propone una historia de reconciliación mientras por el filme desfilan personajes canallas o muy espabilados que en varios casos pedían una mayor profundización. Como el que de manera tan solvente interpreta Cayetana Guillén Cuervo. De hecho, el guión resulta confuso a tramos y, sin remover mucho las aguas para no provocar spoilers, hace otra vez bueno un viejo dicho sobre palos y astillas, aunque no digamos por parte de quién. Lo que llegan a hacer algunos por un puñado de diamantes. Ni que fuesen Marilyn.

Lo mejor

Descubrir que Malena Alterio, una excelente cómica, también se mueve bien en papeles más «serios»

Lo peor

El guión resulta un tanto confuso; además, varios personajes pedían a gritos más «carne» y profundidad