La nueva normalidad de... Carlos Cruzado: «Hacienda no debe ser un Robin Hood, pero hay que redistribuir la riqueza”

Presidente de Gestha, sindicato de técnicos de Hacienda

Entrevista de verano a Carlos Cruzado, presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha)
Entrevista de verano a Carlos Cruzado, presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha)Alberto R. RoldánLa Razon

Carlos Cruzado tiene claro que Hacienda somos todos, y que todos debemos contribuir, unos más y otros menos, cada uno lo que pueda, a sostener el Estado de Bienestar. Y piensa que hay que empezar por la clase política. «Sería fundamental la ejemplaridad de nuestros representantes públicos, lo que en España, desgraciadamente, ha brillado por su ausencia».

¿2020 quedará en los anales de la historia como el año en que todo cambió?

Este año, sin duda, pasará a la historia, pero aún es pronto para confirmar si cambiará el mundo. Es cierto que ha derrumbado muchas de las certezas que teníamos hasta la fecha, pero también es verdad que las personas solemos tardar menos en olvidar que en aprender.

¿Es momento de cambiar, evolucionar o adaptarse a este aparente nuevo orden mundial?

El nuevo mundo estará condicionado por lo que dure este periodo transitorio hasta lograr una solución al problema epidemiológico. Sin embargo, algunos ámbitos han cambiado para siempre.

¿También en lo fiscal?

Sí, por supuesto. La pandemia ha dejado al descubierto problemas que venimos arrastrando desde hace bastantes años, tanto desde el punto de vista de los ingresos como del eterno olvidado, el control del gasto público, que nos están pasando factura en mayor medida que a otros países europeos.

¿Contra el fraude no vale el confinamiento y hay que actuar contra él como un virus?

El fraude fiscal es un virus endémico que daña la economía tanto o más que la Covid-19. Por eso hay que luchar contra él con todos los tratamientos posibles para reducirlo, pues no existe una vacuna única para atajarlo. Se trata del principal culpable del diferencial de recaudación que sufre España con respecto a Europa. Se podrían llegar a recaudar a medio plazo 34.500 millones adicionales cada año.

¿Cuál va a ser el impacto real del covid en la recaudación fiscal?

A falta de bolas de cristal, las consecuencias variarán en función de la magnitud y persistencia de los rebrotes y, con ellos, de las medidas de confinamiento y restricciones de movilidad, así como de la necesidad de tomar otras medidas drásticas que podrían suponer un batacazo para la economía..

Los expertos auguran que la economía sumergida se va a disparar. ¿Comparte esa idea?

La economía sumergida se habría contenido en parecida proporción a como se contuvo la economía en su conjunto, siendo de esperar que conforme se vaya recuperando la normalidad, las prácticas elusivas y la economía sumergida se reanuden como hacen habitualmente.

¿Vale con hacer campañas de concienciación para que la gente cotice lo que debe?

Este tipo de iniciativas deben ir acompañadas de medidas relacionadas, por ejemplo, con la penalización de las infracciones tributarias y los delitos fiscales.

Asimismo, sería fundamental la ejemplaridad de nuestros representantes públicos, lo que en España, desgraciadamente, ha brillado por su ausencia.

¿Hay razones para pensar que Hacienda acosa a Madrid, a la que señala como ejemplo de dumping fiscal?

El ejemplo de Madrid demuestra la competencia fiscal a la baja que se da con determinados impuestos cedidos. En este caso, los expertos nombrados para cambiar el modelo de financiación autonómica ya advirtieron sobre el peligro de descapitalizar Sucesiones, un tributo más necesario ahora que nunca.

¿Cree en el impuesto a los ricos?

El impuesto sobre el Patrimonio existe desde hace años, habiéndolo mantenido gobiernos de distinto signo y color. El planteamiento ahora sería si modificarlo para que la elusión fiscal no vaya socavando el tributo o bien plantearse un nuevo impuesto sobre la base de éste.

Y las pensiones, ¿pueden salvarse con una mayor carga recaudatoria?

El sistema público de pensiones debería salvarse, fundamentalmente, con un aumento del empleo y de su calidad, de manera que las cotizaciones sociales puedan sufragarlo. No obstante, y en tanto no sea posible dicho equilibrio, como actualmente, se hace necesario acudir, de una u otra manera, a la vía impositiva para compensar el desfase.

Entonces, ¿subiría impuestos como el IVA?

El IVA es un impuesto regresivo, por lo que antes convendría agotar la posible recaudación que aportan los impuestos directos. Actualmente, existe un diferencial entre la recaudación por impuestos directos e indirectos de tres puntos a favor de estos últimos. E incrementar ese diferencial no estaría acorde con los principios de justicia fiscal.

Los españoles siempre tenemos la impresión de pagar demasiados impuestos para lo que recibimos. ¿Es verdad o debemos pagar más?

Lo cierto es que la presión fiscal está recayendo en mayor medida sobre los rendimientos del trabajo que sobre los del capital, por eso hay que plantear una reforma completa para que los impuestos se paguen de acuerdo con la capacidad económica de los contribuyentes. Es decir, tienen que pagar más los que más tienen. Hacienda no debe ser un Robin Hood, pero las armas fiscales son fundamentales para redistribuir la riqueza, luchar contra la pobreza y la desigualdad y sostener el Estado del Bienestar.

¿Hasta dónde debe llegar el Gobierno con la presión fiscal?

Desde hace bastantes años, los sucesivos gobiernos de España han ido parcheando el sistema tributario y fiscal. Pero para afrontar una reforma de calado lo primero que habría que hacer sería plantear un gran pacto para determinar la dimensión del Estado del Bienestar y los derechos sociales que queremos en España. A partir de ahí, habría que diseñar un sistema tributario que le dé suficiencia y que sea justo.