Crítica de “El artista anónimo”: mi vida en un cuadro ★★★✩✩

"El artista anónimo" se estrena el viernes 23 de octubre en España / Foto: Cata Portin
"El artista anónimo" se estrena el viernes 23 de octubre en España / Foto: Cata PortinCata Portin

Director: Klaus Härö. Guión: Anna Heinämaa. Intérpretes: Heikki Nousiainen, Amos Brotherus, Stefan Sauk, Henrikki Haavisto. Finlandia, 2018. Duración: 94 minutos. Drama.

Qué poco ruido suele dar Finlandia, un país que presuponemos los de aquí abajo que no conoce la palabra crisis, una potencia industrial que posee el máximo desarrollo tecnológico. Pues también cuecen habas en aquel lugar del mundo, e incluso Olavi (Heikki Nousiainen) no sabe manejarse por internet y debe acudir a vetustos catálogos de subastas para encontrar cierto cuadro que, piensa, supondrá el mayor descubrimiento de su vida. Una vida dedicada a comerciar con el arte, la obsesión de Olavi. Viudo, solitario y padre de una hija a la que jamás ve, está a punto de retirarse. En una subasta, una pintura sin firma lo atrae.

El anciano está seguro de que vale más que lo que el precio inicial dice, de ahí que acepte que su nieto adolescente le ayude para buscar información sobre la obra. Tan elegante como Helsinki, la ciudad en la que se desarrolla, contenido y nostálgico, porque, sí, hay veces que cualquier tiempo pasado fue mejor, el drama de Härö («La clase de esgrima», 2015) acaba sin embargo, caminando por el derrotero intuido aunque consiga que perdonemos a ese coleccionista huraño. Hasta él mismo al final.

Lo mejor

El excelente trabajo de Heikki Nousiainen dando vida a este obsesivo y solitario coleccionista

Lo peor

Hay un personaje, que parece un villano de Dickens, cuya maldad no se acerca a comprender