Toros

Los otros 4 Sanfermines que se han suspendido en la historia (antes de la pandemia)

Sin contar el año pasado, la última vez que Pamplona no disfrutó de sus fiestas fue en 1997, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco

Los toros de la ganadería de José Escolar Gil, de Lanzahíta (Ávila), llegan a la Plaza del Ayuntamiento durante el tercer encierro de los Sanfermines 2019
Los toros de la ganadería de José Escolar Gil, de Lanzahíta (Ávila), llegan a la Plaza del Ayuntamiento durante el tercer encierro de los Sanfermines 2019

Por segundo año consecutivo, no habrá Chupinazo el 6 de julio en Pamplona (Navarra). Esta mañana María Chivite, la presidenta del Gobierno de Navarra, ha anunciado que no va a ser posible la celebración de “una fiesta internacional como los Sanfermines, en la que vienen millones de personas” cada año. Así, de nuevo debido a la pandemia, la celebración tendrá que esperar otro año más, pues “más allá de que podamos cumplir con la expectativa de vacunación de en torno al 40% o 60% de navarros al inicio del verano, no es responsable abrir unas expectativas que no va a ser posible cumplir”, ha añadido.

No obstante, si bien el año pasado no fue la primera vez que se suspendió la fiesta, tampoco esta vez es la segunda ocasión. Los Sanfermines, a lo largo de la historia y antes de que comenzara la pandemia del coronavirus, se han llegado a suspender en otras 4 ocasiones. Aunque sea llamativo, una de estas veces no fue en 1918, durante la gripe española, año en que sí hubo festejos.

Esta ausencia de alegría en las calles de Pamplona se produjo, por ejemplo, durante la Guerra Civil, que estalló justo después de los Sanfermines de 1936. No obstante, en 1937 y 1938, la celebración fue suspendida, aunque sí tuvieron lugar los actos religiosos. Por su parte, en 1939 sí se produjo el calendario al completo.

Por otro lado, la última cancelación de San Fermín fue en 1997, como reacción del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco por parte de la banda terrorista ETA. Fue el 13 de julio de aquel año que, al conocer la noticia, se suspendió una corrida y el último encierro, por decisión adoptada de manera unánime por parte del Ayuntamiento de Pamplona. Además, cientos de personas se quitaron el tradicional pañuelo rojo y lo ataron a las rejas del Consistorio en señal de protesta, hasta cubrir por completo la entrada.

También se frenaron las fiestas en 1978, durante la Transición: el 8 de julio murió el activista Germán Rodríguez Saiz en Pamplona, a causa de disparos de la policía. Esto llevó a la suspensión de San Fermín, en forma de protesta y luto, anunciándose la cancelación el 11 de julio por parte del Ayuntamiento.

Así, desde 1591, año en que se celebró por primera vez la fiesta de los Sanfermines, ésta ha vivido varias pausas acorde con el contexto político y social de cada época. De hecho, la de la Guerra Civil no fue la única vez que se cancelaron las fiestas por motivos bélicos, sino que de 1808 a 1814 también se produjo, debido a la ocupación francesa, así como de 1821 a 1823, durante el Trienio Liberal, cuando tuvieron lugar los enfrentamientos entre liberales y absolutistas. En la Primera Guerra Carlista, por su parte, no hubo Sanfermines de 1834 a 1838, y tampoco de 1872 a 1875, en la Tercera.