Así es el ambicioso proyecto para reconstruir el suelo del Coliseo

Según el Ministerio de Cultura italiano, el proceso, con un presupuesto millonario, culminará en 2023

Vista del proyecto aprobado por Italia para devolver al Coliseo de Roma su "arena"
Vista del proyecto aprobado por Italia para devolver al Coliseo de Roma su "arena"Ministerio de Cultura ItalianoMinisterio de Cultura Italiano/E

Al entrar en el Coliseo de Roma, la imaginación es capaz de reproducir los gritos y ruidos que en la época debían predominar durante un combate entre gladiadores y animales. Este emblemático monumento establecido en el corazón del Foro Romano se usó a lo largo de casi 500 años y, hasta hoy, sus restos son ejemplo de la grandiosidad que tuvo en la época. Ahora, para acercar al visitante más al aspecto real del edificio, el Coliseo de Roma ha decidido reconstruir su suelo, tapando las ruinas laberínticas e imitando la platea donde combatían los luchadores.

Se trata de un ambicioso proyecto que, según el Ministerio de Cultura italiano, lleva en marcha desde 2014 y culminará en 2023. Tras lanzar un concurso público, se presentaron 11 posibles proyectos, de los cuales finalmente se escogió el firmado por el estudio Milan Ingeniería, según anunció este fin de semana Alfonsina Russo, directora del Coliseo. Con esto, y en coordinación con la UNESCO, se lanzará una licitación pública por máximo 18,5 millones de euros para encontrar la entidad que construya el suelo.

Cuando se propone hacer remodelaciones en lugares históricos y de tanta calidad como el Coliseo, son inevitables las dudas. Por ello, desde Milan Igeniería prometen que la nueva arena será ligera y sostenible, utilizando madera de Accoya y paneles móviles, que “gracias a la rotación y la traslación, garantizarán la flexibilidad y permitirán abrir las estructuras subterráneas a la iluminación natural”, explican desde el Ministerio.

De esta forma, buscan preservar el monumento a través de un sistema retráctil bajo los paneles, que los hace rotar para ponerlos en vertical. Así, podrán abrir y cerrar la arena para permitir ver el interior, así como para garantizar la ventilación e iluminación natural en las zonas subterráneas.

Estas obras, que comenzarán a finales de este año o principios de 2022, permitirán “garantizar la seguridad, funcionalidad y economía constructiva que, además de restaurar la imagen original del monumento y su funcionamiento como una compleja máquina escénica, permitirá también fortalecer la protección y conservación en particular para proteger las estructuras subterráneas”, añadió Cultura italiana.

El Coliseo o Anfiteatro Flavio, que terminó de construirse bajo mandato de Tito, en el 80 d.C., tuvo un suelo de madera cubierto de arena, colocado sobre los túneles y habitaciones donde los gladiadores y las fieras aguardaban antes de salir a combatir. No obstante, esta capa fue retirada en el siglo XIX para excavar los niveles subterráneos, abiertos al público desde 2010.

Ahora, los diseñadores aseguran que la nueva arena se realizará al nivel de antaño, junto con 24 unidades de ventilación que controlarán la humedad y temperatura y de manera que, en media hora, sea posible garantizar el intercambio completo de aire. Además, lo más interesante para el visitante será, ante todo, lo que explica Dario Franceschini, ministro de Cultura, en Twitter: “Te permitirá visitar los subterráneos y ver la majestuosidad del Coliseo desde el centro”.