El éxito de Michaela Coel: de luchar contra el “bullying” a triunfar como chica Marvel

La actriz, que recientemente ha arrasado como creadora y protagonista en “Podría destruirte”, ha fichado para formar parte de la secuela de “Black Panther”

Michaela Coel en "Star Wars"
Michaela Coel en "Star Wars"

Es, sin duda, una de las actrices internacionales del momento. Su carisma transmite respeto y su talento no podría recibir otra cosa que reconocimiento. Michaela Coel ha conseguido, con tan solo 33 años, ser una de las grandes apuestas de los Emmy, así como figurar entre las estrellas del año pasado según “The New York Times” y triunfar con su serie a nivel mundial. Es la creadora y protagonista de “Podría destruirte” (HBO), ficción en la que la propia Coel narra una propia experiencia: la de la violación. Pero no se limita al victimismo, no solo criminaliza el acto, sino que explora sus consecuencias en la vida social, laboral y personal de una mujer que ha sido violada. Se trata de una serie redonda, que no ha parado de recibir grandes reconocimientos y que, sin duda, ha lanzado a su creadora y protagonista hacia lo más alto del panorama cinematográfico actual.

Nacida en Londres el 1 de octubre de 1987, de padres ghaneses, cursó sus primeros estudios en una escuela católica para niñas de la capital británica. Ahí comenzaron sus tormentos: según ha explicado en alguna entrevista, el ser la única niña negra de su clase le generó aislamiento, angustia, sufrió “bullying” por parte de sus compañeras. Más tarde, estudió Teología y Literatura Inglesa en la Universidad de Birmingham y, en 2012, se graduó en el Guildhall Schooll of Music and Drama.

Durante sus años de preparación, Coel ya evidenciaba su polifacético talento, pues no solo es creadora y actriz, sino también poeta, escritora, guionista, cantante y productora. En 2006 subía a sus primeros escenarios recitando poesía a micrófono abierto y poco después comenzaría a hacer pequeños papeles de interpretación en teatros o series de televisión. Por ejemplo, en 2014 protagonizó y escribió “Chewing Gum”, serie británica con la que debutó como creadora y ganó un premio BAFTA por Mejor actuación femenina en una comedia y por Talento revelación. Además, en 2015 protagonizó “London Spy”, de BBC One, así como interpretó a Charlie Brooker en la tercera temporada de la icónica “Black Mirror” y participó en la película “Star Wars: los últimos Jedi”.

Michaela Coel en "Podría destruirte" (HBO)
Michaela Coel en "Podría destruirte" (HBO)AP

Y, con esto, la consolidación de su fama internacional con “Podría destruirte”. Este proyecto lo anunció en 2018, poco antes de que Coel diera un discurso en el festival de televisión de Edimburgo. En esta intervención denunció el racismo en las aulas y rodajes, así como relató cómo fue una víctima de violación, experiencia que más tarde reflejaría la ficción. Así, Coel se convirtió rápidamente en un icono y emblema del movimiento #MeToo.

Ahora, a esta interesante carrera se le une un fichaje que tampoco pasa desapercibido: según publica “Variety”, Michaela Coel ha fichado para aparecer en la cinta “Black Panther: Wakanda forever”, secuela de “Black Panther”. Si bien no se ha especificado qué papel desempeñará, por supuesto, hay rumores: podría ser la que diera vida a Tormenta, una de las mutantes más queridas por los fans y miembro de los X-Men. La cinta, que aterrizará en España el 8 de julio de 2022, está dirigida por Ryan Coogler y Coel se une a un reparto formado por Danai Gurira, Letitia Wright, Daniel Kaluuya y Winston Duke, entre otros.

Ni por un millón de dólares

Con esto, y hasta que se sepan más detalles, “Podría destruirte” sigue siendo (y, quizá, lo seguirá siendo) el mayor proyecto de Coel, hasta el punto de que la actriz rechazó un millón de dólares con tal de producirla de la manera que ella quería. Es decir, Netflix ofreció dicha cantidad a la creadora, pero ésta les solicitó un porcentaje por derechos de autor. La plataforma se negó, le ofreció una coproducción, pero ella se negaba a no tener el control total de su propia serie. Ante esto, acudió a la BBC y a HBO, los cuales se adaptaron a sus peticiones.

Por tanto, es evidente que lo de Coel no es solo talento, sino que también es un ejemplo de superación ante la desigualdad. Dentro de la complicada industria audiovisual, la británica ha logrado hacerse un gran y valioso hueco luchando contra todo tipo de obstáculo, interpuesto en su carrera por el simple hecho de ser una mujer y negra. Y así se lo transmitió en una entrevista a Vogue: “No tengo objetivos que tengan que ver con el poder o el dinero, mi foco está en las historias”.