Música

Adele le canta al desamor (otra vez): “Lo hago para que mi hijo entienda nuestro divorcio”

La británica publica próximamente “30″, su nuevo trabajo que, ya ha adelantado, aborda su ruptura sentimental, asunto clave en los anteriores trabajos “19″, “21″ y “25″

Adele publica próximamente "30", un disco que retrata la época de su matrimonio y separación
Adele publica próximamente "30", un disco que retrata la época de su matrimonio y separación FOTO: Danny Moloshok REUTERS

Las canciones de ruptura son un género en sí mismas. Algunas más sutiles y otras más descarnadas, pero siempre resultan curativas tanto para los creadores como para el oyente, que sana por simpatía. Hay artistas que las hacen bien o muy bien, y luego está Adele, que ha cultivado el género con un arte difícil de igualar. Su nuevo trabajo, que se titulará «30» y del que adelantará “Easy On Me”, será una fotografía de una etapa de su vida, la que coincidió con su matrimonio y divorcio de Simon Konecki. «Toda mi vida se vino abajo y no tuve ningún aviso», según ha confesado a la revista «Vogue» la cantante, que, gráficamente comparó la situación como el lanzamiento de una granada a su relación sentimental. «Simplemente ya no era suficiente para mí», señala en la entrevista. «Yo no quería acabar como muchas otras personas que conocía. No era desgraciada, pero lo habría sido si no me ponía a mí misma en primer lugar».

Tampoco ha sido una situación terrible, no ha sucedido nada grave, simplemente un desgaste del amor. Konecki vive al otro lado de la calle y ambos comparten la custodia de su hijo Angelo. Sin embargo, Adele se siente responsable por la ruptura del hogar. «La razón por la que me fui es la búsqueda de mi propia felicidad, aunque eso volvió desgraciado a Angelo. Si puedo encontrar esa felicidad, tal vez pueda perdonarme por ello», aseguraba la artista, que espera que las canciones del nuevo trabajo ayuden a su hijo a comprender la situación cuando sea mayor. «Quería explicarle quién soy y por qué elegí desmantelar toda su vida en pos de mi propia felicidad», reconocía la superestrella.

El lanzamiento de «30», previsto para noviembre pero sin fecha concreta, será uno de los grandes eventos de la industria musical de este año y habrá que esperar para ver el contenido lírico del mismo, pero Adele, que ya ha demostrado ser la reina del desamor asegura que «no será un monográfico sobre el divorcio». Sin embargo, la mayoría de sus éxitos vive de un corazón hecho trizas. En «19», su primer álbum, incluyó «First Love», un tema sobre la ruptura y cómo seguir adelante: «Disculpe, primer amor, pero hemos terminado. Necesito saborear un beso de alguien nuevo», dice la letra. Otra de sus afamados temas es «Someone Like You», ese enorme éxito en el que pide no ser olvidada por un antiguo amor y que termina por concluir que «supongo que ella te dio cosas que yo no te di». En ese mismo disco está «Don’t You Remember?», de nuevo sobre la amarga separación, pero en este caso desde las preguntas que quedan sin respuesta tiempo después: «¿Cuándo fue la última vez que pensaste en mí? ¿O me has borrado por completo de tu memoria?», son algunas de las que lanza en la canción que apareció en «21», su segundo trabajo.

Y ¿cómo no mencionar la icónica «Hello»? Este tema de «25», el tercer disco de la británica, también trata sobre la separación aunque, en esta ocasión, desde el punto de vista de quien abandona: «Dicen que se supone que el tiempo te curará, pero yo no he curado mucho». Como bien sabe Adele, dejar y que le dejen a uno pueden ser las dos caras del mismo dolor. Pero hay muchas más: «Send My Love (To Your New Lover)», «Roumor Has It» o «Rolling In The Deep» hablan en distintas fases, de la más introspectiva a la más catártica de una carnicería de los sentimientos.