Cultura

Muere a los 73 años Pau Riba, cantautor referente de la cultura alternativa

Transgresor e iconoclasta, nació en Palma de Mallorca en 1948 y desarrolló la mayor parte de su carrera en Cataluña y grabó el histçorico disco “Dioptria”

Imagen del cantautor Pau Riba
Imagen del cantautor Pau Riba FOTO: La Razón

El cantautor Pau Riba, considerado un referente de la cultura alternativa, ha fallecido a los 73 años de edad, tras anunciar en diciembre pasado que sufría un cáncer de páncreas y que el tumor no podía ser extirpado. En sus últimas apariciones televisivas se mostraba claramente desmejorado, y con los ánimos bajos, pero siempre con ese peculiar humor, tan único, y a la vez tan catalán.

La conselleria de Cultura de la Generalitat ha lamentado “profundamente” la muerte de Pau Riba, que considera una “pérdida enorme”, y ha mostrado su pésame a los familiares y amigos del artista. El vacío artístico que deja es enorme. Riba ha iinfleunciado a multitud de artistas catalanes, algunos de ellos los más originales y singulares de las últimas generaciones, como La Troba Kung-Fu, Roger Mas, Albert, Pla Antònia Font...y muchos más, de diversos estilos.

Transgresor e iconoclasta, Pau Riba nació en Palma de Mallorca en 1948 y desarrolló la mayor parte de su carrera en Cataluña.

Riba inició su carrera en los años 60 y se convirtió en una de las voces más reconocidas de la música en catalán, con una treintena de discos, si bien también publicó una quincena de libros, entre ellos algunos poemarios.

Su álbum “Dioptria”, publicado en 1970, fue considerado como el mejor disco en catalán del siglo XX por la revista musical Enderrock. Se trata de un doble disco dividido en 2 partes, y que sin duda merece la consideración dada por la revista. Un sonido único en la Historia musical de Cataluña. Las dos sinfonías que cierran el álbum son ciertamente lúgubres, y contrastan con la delizadeza de la archiconocida “Noia de Porcellana” -quizás su tema más popular” y la fuerza de “Kitflus”.

Este disco marcó un antes y un después en la música catalana. Una mezcla de influencias Folk, Nova Cançó, Música Progresiva, Mediterránea, Rock...no sobra ni un segundo.

No le va para nada a la saga “Electroccid Accid Alquimistic Xoc”, que incluye una original y fantástica versión del “Sol Solet”, canción muy popular en el costumbrismo catalán. Creo un mundo singular en el que también pasearon otros històricos de la música catalana, como JAume Sisa, Oriol Tramvia, y más recientemente, Quimi Portet.

Riba tenía cinco hijos y vivía en Tiana, en la comarca barcelonesa del Maresme. En una casa en medio del campo, siempre lejos del asfalto.

El cantautor explicó el pasado 8 de diciembre que después de seis meses de intensas molestias y tras una errónea diagnosis de dolor de origen psicosomático por parte de su doctora de cabecera, en octubre por fin fue hospitalizado con un diagnóstico de cáncer de páncreas, aunque el tumor no podía ser extirpado.

El artista empezó a someterse a sesiones de quimioterapia y gracias a la ayuda de muchos amigos, según dijo entonces, consiguió iniciar un tratamiento de hipertermia "y unos chutes de vitamina C en dosis altas" en el Institut Khuab de Barcelona que les tenían "bien esperanzados".

“Lo que me molaba más era que me curasen con frecuencias sonoras, pero ahora tampoco es posible”, señaló entonces el cantante, que comentó que, por más que comía y seguía “escrupulosas pautas dietéticas”, perdía un par de kilos cada semana.

“Así y todo está siendo mucho más soportable y posible gracias a las ayudas recibidas hasta ahora”, subrayó Riba, que agradeció a sus amigos el apoyo que le prestaban “para conseguir que esto deje de ser oscuridad extrema”.

Sus hijos mayores nacieron en el lugar más adecuado, la “hippie” Formentera. Sus hijos mayores nacieron en mis manos sin ningún problema”, recuerda Pau Riba. Fue en Formentera, la isla a la que el músico había ido en los setenta para hacer realidad la utopía hippie.