La Real Academia Española lanza la Red Panhispánica de Lenguaje Claro

Es una idea auspiciada por Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) y nace con el propósito de que “contribuya a fomentar la claridad lingüística como uno de los fundamentos de los valores democráticos y de la ciudadanía”

Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española, durante el acto en el que se ha aprobado esta iniciativa
Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española, durante el acto en el que se ha aprobado esta iniciativa FOTO: Real Academia Española Real Academia Española

En un acto celebrado en la Corte Suprema de Justicia de Chile se ha presentado la Red Panhispánica de Lenguaje Claro (Red-PHLEC). Este proyecto, impulsado por la Real Academia Española (RAE) desde la presidencia de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), tiene como propósito fundamental sumar las diversas iniciativas sobre lenguaje claro que se están desarrollando en el mundo hispanohablante, un objetivo de crucial importancia para mejorar las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos. Algo que es necesario, sobre todo ahora, cuando Daniel Ortega ha cerrado la Academia de Nicaragua, una decisión que ha levantado una ola de críticas.

La idea principal que gira alrededor de este proyecto, que ha sumado el reconocimiento y el apoyo de multitud de academias y de instituciones, es que la Red contribuya a fomentar la claridad lingüística como uno de los fundamentos de los valores democráticos y de la ciudadanía, así como el compromiso de las autoridades para asegurarla en todos los ámbitos de la vida pública, según ha comunicado la Real Academia Española a través de una nota de Prensa. Esta iniciativa se ha firmado aprovechando el viaje institucional que Santiago Muñoz Machado, el director de la Real Academia Española, se encuentra realizando en Chile y que posteriormente se extenderá a Perú y Uruguay.

El objetivo de este acuerdo es que todas las instituciones y entes que se comprometan con esta iniciativa trabajen de manera conjunta en la implementación de acciones orientadas a generar iniciativas y medidas que promuevan, difundan y faciliten el uso del lenguaje claro en sus respectivas organizaciones, como informa la RAE, así como en otros organismos del Estado, con miras a incrementar la eficiencia en el uso de los recursos estatales, promover la transparencia, la probidad, rendición de cuentas, participación y el acceso a la información pública.

Acceso a las obras genera

La Real Academia Española actuará como secretaria de coordinación y cada institución integrante de la Red-PHLEC nombrará un delegado de lenguaje claro. La RAE profundiza así en el camino ya iniciado en la progresiva accesibilidad de sus obras lingüísticas generales, así como el trabajo de especialidad en torno al lenguaje jurídico, plasmado en el Diccionario panhispánico del español jurídico y el proyecto de plataforma jurídica iberoamericana desarrollado a partir de su edición digital.

El denominado como derecho a comprender es una cuestión de crucial importancia para mejorar las relaciones entre los poderes públicos y los ciudadanos. Está en juego el derecho de las personas a comprender las leyes y normas básicas reguladoras de la convivencia, que está supeditado a que la lengua sea inteligible y accesible para todas las personas, incluidas aquellas que tienen alguna discapacidad o diversidad funcional por razones de distinta índole. Se trata por tanto de una nueva iniciativa panhispánica de gran relevancia estratégica para el futuro del español. En la actualidad las academias armonizan sus labores tradicionales con proyectos innovadores e inéditos, destinados a reforzar el español como lengua de culturas y a estrechar los vínculos entre los hispanohablantes de todo el mundo. Esta acción coordinada de las corporaciones contribuye a mantener la unidad de la lengua española en el cambiante contexto del mundo actual.

De momento, este acuerdo ha sido rubricado por la Real Academia Española, la Corte Suprema de Justicia de la República de Chile y la Secretaría Pro Tempore en nombre de la Red de Lenguaje Claro de Chile. Pero ya se han adherido a ella el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial de España, el Defensor del Pueblo de España, la Academia Chilena de la Lengua, la Academia Colombiana de la Lengua, la Academia Ecuatoriana de la Lengua, la Academia Mexicana de la Lengua, la Academia Venezolana de la Lengua, la Academia Peruana de la Lengua, la Academia Guatemalteca de la Lengua, la Academia Panameña de la Lengua, la Academia Cubana de la Lengua, la Academia Paraguaya de la Lengua Española, la Academia Boliviana de la Lengua, la Academia Dominicana de la Lengua, la Academia Argentina de Letras, la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, la Academia Salvadoreña de la Lengua, la Academia Costarricense de la Lengua y la Academia Hondureña de la Lengua. Uno de los mensajes que han dejado claro es que esta “iniciativa se encuentra abierta a cuantas instituciones y entidades públicas o privadas quieran sumarse”.