Cultura

Museo de Teherán despide a su director tras un error relacionado con el petróleo

En un comunicado publicado en Instagram, el museo dijo que lamentaba el incidente y prometió restaurar la escultura.

Noriyuki Haraguchi junto a 'Matter and Mind' (1977) en el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán durante su visita en 2017.
Noriyuki Haraguchi junto a 'Matter and Mind' (1977) en el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán durante su visita en 2017. FOTO: Tehran Museum of Contemporary Art Foto cortesía del Museo de Arte Contemporáneo de Teherán.

El Museo de Arte Contemporáneo de Teherán despidió a su director, Ehsan Aqai, después de un percance artístico en el museo en el que Yaser Khaseb cayó accidentalmente en una gran piscina de petróleo diseñada por un artista mientras realizaba un acto aéreo sobre ella.

El charco de petróleo en cuestión es ‘Matter and Mind’ (1977) del artista japonés Noriyuki Haraguchi. Representa 1,190 galones de aceite residual negro brillante que toma la apariencia de piedra negra pulida. Por su parte, Khaseb es conocido por sus espectáculos aéreos, que dirige con su compañía de teatro, Crazy Body. El evento del 12 de marzo en el Museo de Teherán vio a Khaseb contorsionarse y balancearse de un lado a otro sobre la piscina de aceite en un arnés, antes de salpicar el líquido, aparentemente por accidente, gritando y rociando aceite en el piso del museo cercano.

“Estoy bien y sobreviví al (error) de la actuación”, escribió Khaseb en Instagram. “Aprendí en el arte que el arte se trata de prueba y error. Pero sabía que no debía poner un pie en otra obra de arte”.

A pesar del percance, Khaseb también describió el accidente como una experiencia algo positiva. “Una obra de arte puede renacer en contacto con otras obras. A partir de la interacción entre dos obras, se puede producir una nueva obra”.

Según el Tehran Times, el accidente se convirtió en objeto de una tormenta de críticas por parte de las “élites artísticas y centros culturales” iraníes. Días después, Mahmud Salari, viceministro de cultura para asuntos artísticos de Irán, anunció que Ebadorreza Eslami-Kulai había sido nombrada sucesora de Aqai, pero se negó a responder preguntas sobre la actuación que salió mal en una entrevista con la Agencia de Noticias de Estudiantes Iraníes.