Cultura

La Macklowe se convierte en la colección de arte más valiosa jamás vendida en subasta

Ayer se produjo en la casa Sotheby’s de Nueva York la venta de la segunda tanda de esta colección, tras venderse un primer conjunto el pasado noviembre por unos 593,2 millones de euros

Fotografía cedida por Sotheby's donde aparecen dos empleados de esta casa de subastas mientras cuelgan la obra "Autorretrato" de Andy Warhol
Fotografía cedida por Sotheby's donde aparecen dos empleados de esta casa de subastas mientras cuelgan la obra "Autorretrato" de Andy Warhol FOTO: Sotheby's EFE/Sotheby's

En noviembre de 2021, tuvo lugar en la casa Sotheby’s de Nueva York una subasta icónica: parte de la colección de Harry Macklowe, propietario de rascacielos de la Gran Manzana y de emblemáticas obras de arte, se subastó por 676 millones de dólares en total, que equivalen a unos 594,3 millones de euros. En aquella venta se ofrecieron 35 lotes de la colección, entre los que figuraban obras de arte de Pablo Picasso, Jackson Pollock, Mark Rothko o Andy Warhol, destacando las ventas de “Número 17″, de Pollock, por 61,2 millones de dólares (unos 53,8 millones de euros), o “Figure”, de Picasso, por 25 millones de dólares (unos 22 millones de euros). Ahora, cuando parecía insuperable una venta en subasta de tales cantidades, vuelve la colección Macklowe para combatir toda expectativa: ayer se produjo en Sotheby’s Nueva York la venta de la segunda tanda, que incluye 30 obras de arte.

Si bien la cifra total no fue tan elevada como la de la primera subasta, también fue llamativa la conseguida ayer: se vendieron estas pinturas por un total de 208,7 millones de dólares (unos 198,9 millones de euros), superando la estimación previa a la venta de 167,6 millones de dólares (unos 159,7 millones de euros). De esta manera, sumando la cifra de esta subasta con la primera, la de Macklowe se convierte en la colección de arte más cara jamás vendida en subasta: acumula 922,2 millones de dólares, equivalentes a unos 878,9 millones de euros. Supera, asimismo, las obras que en 2018 vendió Christie’s de parte del patrimonio de Peggy y David Rockefeller, que alcanzó los 835,1 millones de dólares (795,8 millones de euros).

Las obras principales vendidas fueron “Mirror número 9″, de Roy Lichtenstein, que se vendió por 2 millones de dólares, así como destacó “Sin título”, de Mark Grotjahn, por un millón de dólares. Quizá, la estrella de la noche -como viene siendo cada vez que se produce una subasta con su nombre en la cabecera- fue Andy Warhol: se vendieron tres obras suyas, destacando un autorretrato que realizó en 1986, meses antes de su muerte, y que se vendió por un precio de martillo de 16 millones de dólares (unos 15,2 millones de euros). La pintura muestra el rostro del artista con su característico cabello y con un patrón de camuflaje con tonos azules y amarillos superpuesto.

“Vivimos tiempos realmente calientes: emocionalmente, políticamente y sociológicamente. La temperatura y el ritmo de vida son muy intensos y acelerados, hay una gran cantidad de arte figurativo en este momento, y la colección Macklowe es la más representativa del apogeo del modernismo, la atracción y el arte conceptual de la posguerra”, explicó Beverly Schreiber Jacoby, asesora de Sotheby’s, minutos antes de que arrancara la venta. Por su parte, Brooke Lampley, presidenta de Sotheby’s, define esta colección como un conjunto de obras “que cuenta la historia del arte en su forma más elevada, con la máxima precisión y claridad. Cada artista está representado en un momento de profunda creatividad”.