La hermana del emir de Catar compró el cuadro de los récords de Francis Bacon

Mayasa bin Hamad al Zani, la hermana del emir de Catar, fue quien compró la semana pasada el cuadro de Francis Bacon que se convirtió, con 142 millones de dólares (105,5 millones de euros), en la obra de arte más cara jamás subastada, según informó el diario New York Post.

Mayasa bin Hamad al Zani, la hermana del emir de Catar, fue quien compró la semana pasada el cuadro de Francis Bacon que se convirtió, con 142 millones de dólares (105,5 millones de euros), en la obra de arte más cara jamás subastada, según informó el diario New York Post.

"Three Studies of Lucian Freud"es un tríptico de gran tamaño que muestra a otro de los grandes pintores contemporáneos, y había sido adquirida por una conocida galería neoyorquina, Acquavella Gallery, en nombre de un cliente secreto, que según varias fuentes citadas por el diario es la jequesa Mayassa, de 30 años.

Hija del anterior emir de Catar y hermana del actual, Mayassa es, según el Post, la persona más poderosa en el mundo del arte, ya que se ocupa de las compras de obras para el nuevo Museo Nacional de Catar, proyectado por el arquitecto francés Jean Nouvel y que tiene previsto abrir sus puertas a finales de 2014.

El diario neoyorquino señala que la jequesa ha sido también la posible compradora de otra obra de Bacon, una de Mark Rothko y otra de Damien Hirst subastados recientemente por la casa Sotheby's por un total de 158 millones de dólares (117 millones de euros).

La familia real catarí llegó a pagar 250 millones de dólares (185,1 millones de euros) por la obra "Los jugadores de cartas", de Paul Cézanne, un precio récord en una transacción privada, que tuvo lugar en 2011, según publicó el año pasado la revista Vanity Fair.

El mes pasado, la jequesa Mayasa encabezó la lista de las 100 personas más poderosas en el mundo del arte que elabora anualmente la revista Art Review.