Penélope Cruz: «A dirigir un largo quizá me atreva en un par de años»

Penélope Cruz interpreta a una exuberante agente de la Interpol en la secuela de «Zoolander», dirigida por Ben Stiller, y que ayer presentaron en Madrid

DE MORROS. Cruz y Stiller posaron ayer de esta guisa y con la característica mirada «Acero azul»
DE MORROS. Cruz y Stiller posaron ayer de esta guisa y con la característica mirada «Acero azul»

Penélope Cruz interpreta a una exuberante agente de la Interpol en la secuela de «Zoolander», dirigida por Ben Stiller, y que ayer presentaron en Madrid

En 2001 Ben Stiller parodió el mundo de la moda en su comedia alocada «Zoolander». Al principio las críticas fueron negativas y la película se olvidó, pero años más tarde resucitó como un filme de culto del que Penélope Cruz se considera «fan». Quince años más tarde, Stiller se ha vuelto a poner el pelo de punta y el traje de lentejuelas para encarnar al modelo masculino Derek Zoolander y recuperar su famosa mirada «Acero azul», que Cruz conoce bien porque dice haber visto la cinta «cinco o seis veces». La actriz española ha podido vivir la secuela desde dentro interpretando a Valentina, una exuberante agente de la Interpol que además fue modelo de bikinis. Un papel que le ha «abierto las puertas de la comedia americana».

Cruz se ha tenido que adaptar al trío de protagonistas, Ben Stiller, Owen Wilson y Will Ferrell, quienes «son más de improvisar, yo lo hacía menos e intentaba ceñirme más al guión porque me daba más seguridad». Para ella, formar parte en este trío de cómicos que «han trabajado juntos tantas veces que son ya casi como una familia» tenía «la dificultad de no arruinar muchas tomas. Mi personaje, además, era la seria del grupo, y cuando íbamos cogiendo más confianza, cada vez resultase más complicado». La actriz profesa especial admiración por Stiller: «Me parece un gran director. Tiene una enorme capacidad para aguantar mucha presión, ser Derek Zoolander, salir y entrar de la ficción tantas veces en un día, dirigir un equipo de 300 personas, ser el productor, el coguionista, que está escribiendo continuamente... Es una máquina de crear y nunca le ves cansado. Es una de esas dos o tres personas a las que he visto en mi vida con mayor capacidad de trabajo y también para llevar bien la presión».

- Woody Allen y los médicos

Otro de los cineastas bajo cuyas órdenes ha estado Penélope Cruz ha sido Woody Allen en «Vicky, Critina, Barcelona» y «A Roma con amor». Según ella, «todos los directores buenos tienen personalidades y maneras de llevar a cabo su trabajo peculiares», pero de Allen recuerda que «habla poco, pero cuando lo hace suelta tesoros. Él siempre me decía: ‘‘tú ya lo estás haciendo bien, no necesitas que te diga nada más, ya has entendido al personaje, no te preocupes que si hace falta algo más, yo te lo pido’’. No estoy acostumbrada a eso y me creaba un poco de inseguridad. Nos reíamos mucho juntos porque para que me prestara la atención que quería le hablaba de médicos y enfermedades. Era la única manera, y como yo soy un poco hipocondriaca como él, aunque él me decía que no lo era, que era alarmista. A raíz de eso empezó nuestra conexión».

Con quien volverá a rodar Cruz es con Fernando Trueba en «La reina de España», la segunda parte de «La niña de tus ojos»: «Empezaremos en marzo. Tengo muchas ganas porque estaré con los mismos compañeros que en la primera película. Es interesante coger un personaje que ya he hecho y ver cómo es más de 15 años más tarde y que, además, habla inglés con acento andaluz, lo cual es un gran reto para mí porque es delicado».

Cruz afirma que «me apasiona el cine, y no sólo la interpretación», y por ello, respecto a su faceta como productora, comenta que desea «seguir encontrando mis proyectos. El siguiente va a ser con Juan Diego Botto, que ha escrito un guión maravilloso. Cada dos o tres años quiero poder contribuir para que algo salga adelante, como hicimos con ‘‘Ma Ma’’ (de Julio Medem). Pero son mil reuniones, cosas que llevan mucho tiempo y yo no podría manejar varios proyectos de éstos a la vez. Son como un puzle que muchas veces se tambalea y cuando estás punto de comenzar a rodar, crees que se te va a venir abajo. Dirigir una película también es otra de sus metas: «Con un largo me atreveré dentro de unos años, todavía no». De momento ha empezado dirigiendo un documental de 30 minutos en el que da voz a niños con leucemia y a sus familias. Un proyecto que «terminaré este mes. Estoy contenta con lo que va a quedar, sobre todo los testimonios. Para mí ha sido una revolución pasar tiempo con ellos, están en el corazón y con muchos de ellos seguiré en contacto espero que para siempre. Ha sido una experiencia dura que me ha enriquecido y me ha abierto los ojos sobre muchos temas que, aunque duelan, están ahí y hay que mirarlos».

- «Ilusionada» a los Goya

Precisamente por su interpretación en «Ma ma», Cruz está nominada a los Goya. La actriz dice afrontar la gala de este sábado «con ilusión y ganas. Iré tranquila a disfrutar y a ver a mis compañeros, que a muchos de ellos sólo les veo en situaciones así. También a celebrar todo el buen cine que hay este año. Unas cuantas películas me han tocado bastante, como ‘‘A cambio de nada’’, en la que se ha hecho un trabajo maravilloso con muy pocos medios. Es admirable lo de Daniel Guzmán. Me parece que tiene bastante talento como director, ha sido la gran sorpresa de este año. Me gustó mucho ‘‘Techo y comida’’, que es un filme que hay que ver. También me encanta ‘‘Truman’’. Hay mucho nivel, largometrajes bastantes interesantes».

Una actriz y diseñadora «no profesional»

Penélope Cruz encabezó en la tarde ayer el «photocall» de «Zoolander Nº2», en el que estuvieron presentes personalidades como Karlie Kloss, Macarena Gómez o Marta Hazas (en la imagen), quien lucía un vestido un tanto extravagante. Cruz está inmersa en el mundo de la moda, que parodia su nueva película. Ella misma se reconoce como «diseñadora no profesional». Gracias a los cameos de los rostros más famosos de la alta costura en «Zoolander», Cruz ha podido codearse con Valentino, Marc Jacobs o Anna Wintour, de quien asegura que tiene «mucho sentido del humor aunque poca gente lo sabe». A la intéprete le alegra que «los pesos pesados de la moda sean capaces de reírse de sí mismos» y olvidar «esa parte más relacionada con el ego y la imagen». Para ella «la moda nunca vive en tiempo presente, siempre va un año por delante. La industria es fascinante más allá del tiempo que yo le dedique a cómo me visto, que como madre de dos niños pequeños tampoco es que le pueda dedicar bastante», confesó.