«Zhaleika», abajo la tradición

La directora Eliza Petkova
La directora Eliza Petkova

Los festivales de cine, y el de Cinema Jove de Valencia no es una excepción, son el último refugio del hecho material de ir al cine

Los festivales de cine, y el de Cinema Jove de Valencia no es una excepción, son el último refugio del hecho material de ir al cine. Éste cuenta con un presupuesto de medio millón de euros que, aunque pueda parecer una gran cantidad, es muy poco realmente y, comparado con un puñado de festivales en España, resulta casi mínimo. Con ese dinero, mantener una oficina con personal, viajes, comités de selección, películas..., más tarde, invitar -alojar- y traer directores, actores, productores, periodistas, ediciones –catálogo, diario-, etc., resulta prácticamente imposible. Y una ciudad como Valencia, una Comunidad como la valenciana, debe cuidar y mimar este excelente proyecto.

La primera película a concurso, “Zhaleika”, de Eliza Petkova, es una coproducción entre Alemania y Bulgaría y el primer largometraje de la directora del que, sinceramente, no sale nada bien parada. Nos cuenta bastante mal una historia rural que se desarrolla en un villorrio búlgaro, con una chica como protagonista, demasiado seria y afectada por la muerte de su padre y las condiciones sociales del luto. Una película que podía haber durado dieciséis horas, o más, dado que no sucede nada interesante que reseñar a lo largo del metraje, aparte de que los actores siempre trabajan de espaldas a la cámara y cuando la acción transcurre de noche no se ve absolutamente nada. Tengo la sensación de que la directora debe de creer que las cámaras digitales son mágicas.