Con dos botones y una mirada a los clásicos

Eduardo Casanova. Acaba de presentar «Pieles», su proyecto como director, y allí el rosa es un color imprescindible. Se entiende por tanto que optara por él, una buena manera de dar a conocer su trabajo.

La sencillez se instaló ayer en la gala. Los actores dejaron de lado opciones complicadas y apostaron de manera generalizada por el esmoquin más convencional, sencillo, de dos botones y con camisa y pajarita blanca. Ricardo Gómez, de Dsquared2, Raúl Arévalo, de Dior Homme, y Alejo Sauras, de García Madrid, son sólo una breve selección que viene a confirmarlo. Tuvimos que esperar a que apareciera el grupo de los «aventajados de la clase» –formado por hombres como Alfonso Bassave, de Dsquared2, Félix Gómez, de Lander Urquijo y Diego Martín, que en esta ocasión vestía un esmoquin de su propio armario con un elegante pañuelo de Yusty– para que la cosa empezara a animarse.

«Pink power»

En ese grupo encontramos también y de manera muy destacada a Javier Rey, que volvió a confiar en Pedro del Hierro (firma que también vistió a Dani Rovira, el presentador de la gala, para la primer parte de la ceremonia, ya que después fue de Lander Urquijo) para la alfombra roja y fue nuevamente uno de los más elegantes de la noche con una opción de chaqueta cruzada. Aunque quizá los que más flashes se llevaron fueron otros. Sorprendió de manera muy destacada la opción rosa firmada por The Stoat que lució Eduardo Casanova, embarcado en el proyecto de su primera película «Pieles», que se entiende sólo si uno es seguidor fiel de su Instagram: allí todo es «pink power». Paco León, de chaqueta blanca con detalles en negro de Dsquared2, o las estrellas de Miguel Ángel Muñoz (firmado por Urquijo) también dieron mucho que hablar, igual que Aldo Comas. El chico de Macarena Gómez es el mejor embajador del diseñador Avellaneda y su opción rendía un homenaje a Federico García Lorca con bordados a mano en la espalda que reproducían dibujos del poeta.

Y si en las chicas triunfaba la moda española, en ellos la cosa estaba más repartida, aunque se notaba la mano del «showroom» de la Academia en la amplia presencia entre los invitados de diseños de Do Rego & Novoa y Roberto Verino. Los ya mencionados García Madrid y Lander Urquijo, Anglomania (que vistió a un impecable Pablo Rivero), Massimo Dutti (que hizo lo propio con Juan Antonio Bayona) o Tom Black (Alejandro Amenazar) también estuvieron allí para dejar el pabellón masculino por lo más alto.