MENÚ
viernes 16 agosto 2019
12:52
Actualizado

El cine en las aulas: ¿Una cuestión de Estado?

Varios representantes del PSOE, Unidas Podemos, PP y Ciudadanos han debatido hoy sobre la necesidad de introducir planes de alfabetización audiovisual en el sistema educativo español

  • Un fotograma de Don Gregorio (Fernando Fernán Gómez) durante la película de “La lengua de las mariposas”
    Un fotograma de Don Gregorio (Fernando Fernán Gómez) durante la película de “La lengua de las mariposas”

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2019. 20:50h

Comentada
Marta Moleón.  5/6/2019

De la misma manera que Fernando Fernán Gómez defendía fervientemente desde la voz salvaje y la nieve quebrada del pelo de Don Gregorio la idea de que en los libros es posible refugiar los sueños para que no se mueran de frío, diferentes miembros de los partidos políticos más representativos del arco parlamentario coinciden en la necesidad de que esos mismos sueños encuentren en el cine la forma más democrática de volver a casa. Enmarcado dentro de la presentación oficial del libro "Cine y Educación" publicado por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y dentro del contexto del especial que la revista oficial de la institución; "ACADEMIA", otorga este mes al binomio de estos dos ámbitos fundamentales para el desarrollo progresivo de las sociedades, tenía lugar esta mañana la celebración una mesa redonda titulada "Cine y Educación, ¿una cuestión de Estado?" en donde distintos miembros del PSOE, Unidas Podemos, PP y Ciudadanos han debatido de forma distendida sobre la urgencia de introducir planes de alfabetización audiovisual en el sistema educativo español dentro de los niveles previos a la Universidad quedando así los tramos de Primaria, ESO y Bachillerato salpicados de una cultura cinematográfica lo suficientemente amplia como para poder comprender mejor el mundo en el que vivimos.

Fernando Lara, moderador y uno de los tres coordinadores del libro, ha sido el encargado de abrir el turno de palabra no sin antes procurar dos menciones especiales a la figura de la tristemente fallecida presidenta de la Academia Yvonne Blake y a la de la montadora y ganadora de dos Goya Carmen Frías. Durante el transcurso de la mesa, la totalidad de los ponentes han coincidido en la valoración positiva del libro anteriormente mencionado y en la posibilidad de convertirlo en una especie de "hoja en blanco" que sirva como documento base dentro de la batería de propuestas que se presenten en el Congreso y permita avanzar en la introducción del cine en las aulas.

Sofía Castañón, poetisa y diputada de Unidas Podemos, definía el diagnóstico al hilo de las intervenciones de sus compañeros de la siguiente manera: "Lo que no se nombra no existe, y lo que no entra en el examen tampoco. Esto se puede trasladar al cine. No puede ser una cuestión de herramientas sino de contenido, porque todo nos construye. Hay una máxima que me parece fundamental y es el reconocimiento del cine como patrimonio cultural. Un patrimonio cultural que tiene que tener peso cuando estudiamos Historia del Arte, cuando pensamos en cómo nos comunicamos y también cuando pensamos en el recorrido histórico que ha vivido la humanidad, Europa y nuestro propio país". Castañón también ha enfatizado en la importancia ya no solo de utilizar la educación como una vía para estudiar la historia del cine, sino de convertir el cine en una herramienta para interpretar la historia de nuestro propio país.

Señalar las dificultades en materia educativa y legislativa que presenta esta propuesta, analizar las demandas de todos los actores que participan en el mensaje (tanto los del sector educativo como los del sector audiovisual), plantear la relevancia de su implementación en las aulas y apostar de forma unánime por unos cambios efectivos que traspasen la retórica y se materialicen en una realidad efectiva han sido algunas de las claves de esta propuesta que descarta enmarcarse en un gran pacto de Estado, ya que como asegura la diputada jerezana del Partido Popular Maria José García Pelayo; "lo que se requiere es un acuerdo institucional entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas. En la comisión de Cultura de esta legislatura se ha demostrado que hay cosas, como el Estatuto del artista, que nos ponen de acuerdo a todos".

La celebración de este intercambio de ideas y propuestas cede protagonismo a los partidos políticos y a la Administración y consigue, al tiempo, sumar otro peldaño en la escalera que la Academia de Cine parece estar construyendo para que la comprensión y el conocimiento audiovisual no sean una opción y los sueños sean capaces de encontrar un buen refugio entre silencio de las salas y el ruido de las aulas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs