MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
08:02
Actualizado

Laura Falcó: «Me encanta romper los esquemas de los lectores»

La escritora y editora regresa a la ficción y se atreve con un thriller a la americana, la trepidante «Última llamada».

  • Laura Falcó Lara, ayer en la sede de la editorial Edhasa
    Laura Falcó Lara, ayer en la sede de la editorial Edhasa
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de marzo de 2016. 01:39h

Comentada
Barcelona. 2/3/2016

Cuando era niña, Laura Falcó Lara vivía rodeada de libros. Había un motivo, no estaban allí por azar, no hay misterio en esto. Su familia trabajaba en el sector editorial. Sin embargo, a pesar de las montañas y montañas, ella no sentía ninguna atracción hacia ellos. Para los que no les gusta leer, un libro se convierte sinceramente un objeto arrojadizo bastante inútil, por qué iba a interesarse. Como suele decirse, en casa del herrero, cuchillo de palo. Pero aquella niña creció y creció y creció y ya en la adolescencia, lo que antes era desgana y desinterés se convirtió en apetito voraz y ansia lectora. La niña que no leía era ahora la adolescente con libros en vez de manos. ¿Por qué? ¿Qué ocurrió? La culpa la tiene un solo hombre, Stephen King.

Falcó Lara sigue amando a Stephen King sobre todas las cosas y ahora publica su segunda novela, «Última llamada» (Edhasa), uno de aquellos thrillers trepidantes, con giros inesperados que consigue algo que King hacía tan bien, atrapar al lector en una historia y no dejarle marchar hasta acabarla. «Me apasiona King, y a partir de él Dean Koontz y Michael Crichton. Disfruto con el terror y el misterio y las tramas de investigación y dejar descolocado al lector, sorprenderlo, con lo que escoger ahora el thriller era algo consecuente y lógico», comenta la escritora.

La historia de «Última llamada» promete sobresaltos. Javier, un periodista de investigación sobre temas de misterio, está en la radio cuando de repente, por alguna interferencia, oye la voz de su hija exclamando «¡papá, papá, sigo viva, ayúdame!». La voz de aquella niña le removerá las entrañas y le hará entrar en un vértigo de horror. Su hija acababa de fallecer en un accidente de avión. Aquella voz no es posible. A partir de aquí comenzará la búsqueda por entender lo imposible, en un viaje que lo llevará de México a Perú pasando por Nevada, en el Área 51. «No es una novela con elementos paranormales, sólo una historia donde nada es lo que parece y hay muchos giros para convulsionar al lector», afirma Lara Falcó.

Junto a Javier, como contrapunto, estará Eric, el novio de una de las azafatas del vuelo que también querrá saber qué hay detrás del accidente y por qué se han ocultado cosas. «Me interesaba el contraste entre un hombre aventurero, de mochila, que le gusta dormir al raso y otro urbanita, coqueto y pijo, que no tiene nada que hacer en una selva. Juntos hacen avanzar la historia», comenta la autora.

Laura Falcó Lara es, en definitiva, una amante de las novelas de género, y aquí encontramos una historia de aventuras, un libro de misterio, hasta una narración de espionaje. «Es una novela ambiciosa, con muchos escenarios, en la que quizá me he complicado en exceso la vida hablando con pilotos para saber de primera mano todo lo referente al avión o con una peruana para que las locuciones de los personajes de allí sean creíbles. Quería la verosimilitud, no meter la pata», señala.

Inspiración radiofónica

La idea de esta historia se la dio Julia Otero, aunque fuera sin querer. En su programa de radio, donde Falcó Lara colabora, un día le preguntó por qué no hay novelas de misterio ambientadas en el mundo de la radio. «Algo se me encendió en la cabeza y empecé a maquinar la historia y cómo podría hacer que encajaran todos los detalles. Soy muy cabal, necesito tener bien planeada la historia y todos los giros que habrá para no perderme. Cuando lo resuelvo, me pongo a escribir», asegura la escritora.

Ésta es su segunda novela tras «Chelston House», una historia intimista más de género puro de misterio. Además, publicó los relatos de «Gritos antes de morir». «Para mí el relato es un género más cómodo, más contenido, en el que puedo tener mayor control de todo lo que sucede. En una novela hay muchas páginas para meter la pata, pero cuando cambias el chip es adictivo. Ahora estoy trabajando una historia donde me gustaría ahondar en el tema de la máquina del tiempo», comenta.

La escritora preside ahora Prisma Publicaciones. Antes había sido editora de Martínez Roca, Minotauro, «que por el tema de género disfruté mucho», Timun Mas, Libros Cúpula, Esencia y Zenith. Además, colabora con programas de radio y como afición le gusta visitar lugares con historias paranormales detrás. A veces duerme, pero sólo a veces. «Soy hiperactiva. Mi marido suele decirme que soy incapaz de ver una película sin hacer otra cosa a la vez. Por las mañanas trabajo, las tardenoches voy a la radio y los fines de semana escribo», declara Falcó Lara. Con «Última llamada» la autora ha conseguido un thriller a la americana, un gran espectáculo de emociones a flor de piel que demuestran que la novela de misterio está en buenas manos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs