Malos tiempos para la lírica

El fulminante cese de Charles Dutoit al frente de la Filarmónica de Londres por presuntos abusos sexuales desata una tormenta en el mundo de la clásica.

Dutoit fue durante 25 años director de la Sinfónica de Montreal
Dutoit fue durante 25 años director de la Sinfónica de Montreal

El fulminante cese de Charles Dutoit al frente de la Filarmónica de Londres por presuntos abusos sexuales desata una tormenta en el mundo de la clásica.

No repuestos aún de la conmoción que supuso semanas atrás la acusación del que fuera director del Met de Nueva York, James Levine, de presunto acoso sexual, la noticia del cese fulminante del prestigioso Charles Dutoit, de 81 años, al frente de la Orquesta Filarmónica de Londres ha desatado una tormenta dentro del mundo de la música clásica que trata de reponerse de este segundo golpe en su línea de flotación. La acusación del maestro es la misma. Sin embargo, en esta ocasión de las seis mujeres que han denunciado una conducta sexualmente reprobable dos de ellas se han identificado. Nada más conocerse los hechos, que se prolongaron de 1985 a 2010, la institución de la que era director artístico ha rescindido ipso facto su contrato con él «comprometiéndose de esta manera con los más altos estándares de la ética», según reza una nota emitida por la institución, que añade que «la verdad deberá dilucidarse en un proceso legal. Pensamos que Charles Dutoit necesita buscar el correspondiente asesoramiento jurídico para poder hacer frente a las acusaciones que se le imputan».

El efecto dominó ha sido inmediato y algunas grandes orquestas han decidido cortas relaciones con el director: la Sinfónica de San Francisco, la Orquesta Sinfónica de Boston, la Sinfónica de Sydney y las de Nueva York, Chicago y Cleveland. En 2009 fue nombrado director artístico de la Filarmónica de Londres, cuyo contrato expiraba en 2019. A partir de este año sería nombrado director emérito, cargo que, dados los últimos acontecimientos, no va a poder desempeñar.

Con nombre y apellido

Las mujeres que han acusado a Dutoit hablan de tocamientos y besos a la fuerza. La mezzo Paula Rassmusen es una de las cantantes que no ha tenido inconveniente en dar su nombre y apellido para formalizar la denuncia: «Me arrojó con violencia contra la pared, metió su mano dentro de mis pantalones y me besó a la fuerza». La pianista Jenny Q Chai habla de que el director abusó de ella cuando tenía 17 años, después de un concierto ofrecido en Filadelfia. La soprano angloamericana Sylvia McNair describe así su terrible experiencia: «Tan pronto como nos quedamos solos en el ascensor me empujó contra la pared, me puso la rodilla entre mis piernas y se abalanzó hacia mi».

Como en el Caso Weinstein, que ha destapado una cadena de acosos en todas las esferas profesionales, el censurable comportamiento de este batuta era un secreto a voces, pues desde su entorno se ha sabido ahora que se aconsejaba a las mujeres que tenían que tratar algún asunto con él que jamás acudieran solas a su camerino. «Su comportamiento inapropiado con las mujeres era de todos sabido dentro del mundo de la música clásica. Recuerdo haberle dicho a nuestro personal que fueran extremadamente cautelosos con él», ha comentado Joe Kluger, ex presidente de la Sinfónica de Londres. Por su parte, la periodista Nathalie Gautier ya había denunciado un incidente que sufrió en 1995 en el que Dutoit le besó en la frente y le tocó la pierna mientras le entrevistaba. Ha estado casado en dos ocasiones: la primera con la gran pianista Martha Argerich (1969 a 1973) y la segunda con la violinista Chantal Juillet (desde 2010).

El director de orquesta ha evitado pronunciarse y todo a su alrededor es silencio. Los compromisos profesionales que tenía previstos para estas fechas han sido cancelados y es posible que otras formaciones, además de las anteriormente citadas, corten relaciones con él. ¿Estaremos ante el final de la carrera del director de orquesta?

Discípulo de Von Kkarajan

Charles Dutoit nació en Lausanne, Suiza, en 1936. Debutó en la dirección de orquesta en 1959 y a lo largo de su extensa carrera ha dirigido numerosas orquestas en los cinco continentes y en la actualidad, además de director artístico y principal de Filarmónica de Londres es director Musical de la Orquesta del Festival de Verbier (Suiza), director emérito de la Orquesta NHK de Tokio y director laureado de la Orquesta de Filadelfia en EE. UU. Estudió violín, piano, percusión, composición, instrumentación, teoría e historia de la música y dirección orquestal en los conservatorios de Lausanne y de Ginebra. En el desarrollo de su carrera han influido notablemente sus vínculos con directores como Herbert von Karajan, Paul Klecki y Rudolf Kempe.