Melendi, presenta su gira: «Nunca he tenido una gran voz, pero es diferenciable»

Melendi
Melendi

“Nos lo hemos gastado”, ha dicho hoy Melendi “a grosso modo” sobre su nueva gira, titulada “Un alumno más”, como su último álbum de estudio, con punto de partida mañana en Valladolid y “un colegio pijo” como leit-motiv, “aunque no haya pisado uno” en su vida, ha añadido el músico. “A este tour llego muy motivado con todo y en la mejor época de mi vida”, ha dicho en una rueda de prensa celebrada en Madrid el artista nacido bajo el nombre de Ramón Melendi Espina (1979, Oviedo), que se ha declarado más que conforme con la opinión de su madre, de que la edad ideal del hombre va “de los 35 a los 45”.

Es todo un contraste con esa otra fase de su vida “insana”, de los 20 a los 30, que él calificó en varias entrevistas como su “peor” momento.

“En algún punto de mi carrera, la modestia se confundió con la baja autoestima y eso me perjudicó. Hay que ser consciente de lo que uno hace y creérselo, creer que gusta y ayuda a la gente”, ha sostenido este cantante sin “una gran voz, pero diferenciable”, a la que se ha referido como su “mejor defecto”.

Si no hubiese sido músico, el autor de “Barbie de extrarradio” probablemente estaría al otro lado de un mostrador “en una tienda de barrio, de cara al público”. “Mi chica me dice que eso me pega mucho”, ha señalado.

Su salud artística es tal que ese destino laboral parece muy lejano, con siete álbumes de estudio publicados y más de 1.300.000 discos vendidos.

Dos docenas de fechas componen el nuevo tour, con paradas importantes como la del Barclaycard Center (antiguo Palacio de Deportes de Madrid), al que llegará el 8 de mayo, unos dos meses después de agotarse todas las entradas del multitudinario recinto.

“El sentimiento de responsabiliad siempre lo tengo”, ha señalado el músico, cuyas giras se han convertido en una de las citas de la música en directo en España con mayor poder de convocatoria.

Algo de culpa, ha reconocido, tiene su exposición televisiva en espacios como la primera edición de “La voz” o del programa “El hit-La canción”.

“El poder de la televisión es fuerte, pero he tratado de equilibrarlo, porque soy músico y quiero que se me reconozca por eso”, ha subrayado, antes de afirmar que no tiene más proyectos en este medio.

En 2014 fue el cuarto artista nacional más reclamado, por detrás de Malú, Extremoduro y David Bisbal, con una propuesta en vivo en la celebró diez años de conciertos, despidiéndose de algunos de sus temas más antiguos, con los que ya no se siente identificado.

“Hay canciones que toco y me sale urticaria”, ha reconocido, sin llegar a citar títulos específicos. No se refiere con toda seguridad a los que componen “Un alumno más” (2014), su álbum más reciente, con el que dice haber descubierto “un lado bastante romántico, sin la ironía y el sarcasmo” con los que antes acometía el tema del amor.

Además de la inclusión en su banda de la cantante Esmeralda Grao, la gira de “Un alumno más” incorporará “muchas sorpresas”. Según sus palabras, “sería además una buena ocasión” para grabar un nuevo álbum en directo, ya que el último de su discografía se remonta a 2006.

No le faltarán escenarios, ya que además de en Valladolid y en Madrid, actuará en otros puntos como Elche (2 de mayo, Espacio Candalix), Logroño (día 9, Palacio de los Deportes), Bilbao (día 15, Palacio de los Deportes Bilbao Arena) y Barcelona (día 16, Palau Sant Jordi).

Además, a la capital española volverá el próximo 19 de septiembre para un concierto especial en la plaza de toros de Las Ventas, antes de afrontar las que, de momento, son sus últimas fechas: 20 de septiembre en Oviedo (Recinto La Ería) y 3 de octubre en Sevilla (Auditorio Rocío Jurado), informa Efe.