Teatro

Festival Frinje, al calor de los experimentos

Más creativo y con menos compañías en exhibición, el festival cambia la «g» por la «j» y se desarrollará durante el mes de julio en el Matadero

Más creativo y con menos compañías en exhibición, el festival cambia la «g» por la «j» y se desarrollará durante el mes de julio en el Matadero

El Frinje cambia, evoluciona, se repiensa. Hoy comienza su cuarta edición en Madrid, que estará hasta el 25 de julio en las Naves del Matadero. Y ese cambio pasa, en primer lugar, por el nombre: de Fringe a Frinje, con jota. «El certamen surgió en Edimburgo con una filosofía determinada, pero este año hemos hecho un formato más propio, con cambios que lo hacen específico –comenta Marion Betriu, directora artística y coordinadora del programa–. Así marcamos un nuevo camino que apuesta por reducir la exhibición teatral y aumentar la creación. Preferimos que haya menos compañías y mejor atendidas y potenciar más la creatividad». A la cita «se han presentado 570 propuestas procedentes de países de todo el mundo, sobre todo de Iberoamérica y de Europa, algunos inéditos como Marruecos o Corea. Este es el año de Polonia y hemos querido homenajear su teatro con una representación de primer nivel, como Jan Klata. En total, 30 espectáculos seleccionados para exhibición y lo demás, actividades de producción propia –seminarios, talleres, laboratorios, audiovisuales...–. El requisito –continúa Betriu– es que sean espectáculos que no se hayan visto en Madrid.

Nuestra filosofía es crear un espacio donde puedan verse aquellos sin presencia en el circuito convencional o comercial. Innovar y crear es el objetivo. Una novedad es “La Trupe”, un grupo de seis jóvenes seleccionados entre las escuelas de teatro de Madrid que participan como actores en talleres o lecturas escénicas. Los espacios mantienen la filosofía abierta de otros años –naves, patio, cantina, callejones...–. En cuanto a las entradas, sólo son de pago las exhibiciones teatrales, las demás actividades, como las muestras de los laboratorios, los conciertos de música, los eventos para niños o los audiovisuales serán gratis».

Para que el público no se pierda entre tanta oferta, «hemos hecho cambios –informa Betriu–. Decidimos agrupar la programación en secciones para intentar dar un guía al espectador». La sección «Cuerpos en movimiento» incluye piezas que nacen a partir del mismo y sus posibilidades escénicas, como «Danzad malditos» (mañana y pasado), sobre la Gran Depresión en EE UU, dirigida por Alberto Velasco; «Potted», de La Trócola (días 11 y 12), mediante técnicas circenses; la original «Fuerza de gravedad», de Argentina, que aborda el el envejecimiento con actores entre 70 y 96 años (16, 17 y 18); y «Madame Plaza», de Compagnie O, de Marruecos (24 y 25).

El apartado «Creación en grupo» la realizan compañías que entienden la creación de forma horizontal, con montajes nacidos en salas de ensayos mediante la reflexión y el diálogo. Destacan «Dèvoration (con amor o con odio, pero siempre con violencia)» del Théâtre du Balèti de Francia, que triunfó el año pasado por su lenguaje plástico y transgresor (días 15 y 16). En «Otros enfoques» convergen diferentes espectáculos que proyectan una mirada al pasado. «Calderón cadáver», de LaPita Teatro y Escénate de Madrid (18 y 19), de Ernesto Arias a partir de «La vida es sueño». O «La mujer del monstruo», la relación amor-horror de mujeres casadas con dictadores (14 y 15). En «La actualidad a escena» se invita a reflexionar y cuestionar sobre el presente con la intención de estimular el pensamiento crítico, como la inglesa «Shoot/ Get Treasure / Repeat» de Mark Ravenhill, (7, 8, 9 y 10), simultáneamente en distintos espacios. «Experiencias singulares» aúna piezas entre varias disciplinas en espacios no convencionales.

Además, Frinje apuesta por la música en la plaza en las noches del Matadero: Single (hoy), Balago (mañana), Maria Rodés (9), Cabo San Roque (10), Anaut (11), Núria Graham (16), Yossarian (17), Biznaga (18), Red Beard (23), October People (24) y Mostaza Gálvez (25). Los niños tendrán su espacio los sábados y domingos por la mañana con talleres participativos relacionados con la música y la expresividad.

El apartado «Creación» aspira a la reflexión teatral con un programa de mesas redondas y laboratorios sobre la teoría y práctica escénica. Habrá lecturas dramatizadas –textos de autores menores de 35 años interpretados por La Trupe–, seminarios como «Je suis Charlie» sobre «Los límites de la risa» de Andrés Barba (hoy y mañana) y «Europa y la guerra de Troya», del polaco Grzegorz Jarzyna (22, 23, 24 y 25). Laboratorios como «Stanislavsky hoy», de Veniamin Filshtinsky, del 9 al 16, entre otros, así como mesas redondas sobre «La educación teatral en España» (16) y la «Presentación del Año del Teatro Polaco 2015» (19). Y todo amenizado por refrescantes vermús literarios.