Carlos Sainz ante el fantasma de «trata de arrancarlo»

El piloto de 57 años afrontará mañana la última etapa del que podría ser su tercer Dakar conquistado. Ya perdió un mundial de rallies en los últimos 500 metros

Sainz y Moya en el Rally de Inglaterra de 1998
Sainz y Moya en el Rally de Inglaterra de 1998 DA

Mañana el veterano piloto de rallies Carlos Sainz parte como favorito para conquistar su tercer Dakar. El madrileño es primero con diez minutos de ventaja sobre sus perseguidores Al-Attiyah y Petterhansel. Además, desde Arabia Saudí llegaban hoy buenas noticias para Sainz, la última etapa se ha recortado a la mitad de su recorrido por unas obras de una empresa petrolífera en la zona, lo que reduce las probabilidades de que surja algún imprevisto que trunque el esperado triunfo.

Pero a pesar de todos los datos y estadísticas que le favorecen, al piloto español siempre le perseguirá una voz, la de Luis Moya. En 1998, hace ya más de 21 años, ambos se quedaban «tirados» a 500 metros de la meta del Rally de Inglaterra, cuando atravesarla le habría valido a Carlos su tercer título mundial de rallies. La desgarradora escena del copiloto Luis Moya golpeando el coche por la frustración dejaba la mítica frase «trata de arrancarlo Carlos», mientras éste trataba de enfriar el motor.

Mañana, junto a Lucas Cruz, Carlos Sainz buscará llegar a Qiddiya como tricampeón del Dakar. Carlos ya es el piloto más veterano en ganar este ‘raid’ desde que lo hiciese con 55 años, hace dos ediciones.