Real Madrid

El sorprendente titular de Zidane contra el Manchester City

El entrenador francés da vueltas a los jugadores y al equipo para el choque de Champions

Entrenamiento Real Madrid
El delantero galés del Real Madrid Gareth Bale durante el entrenamiento en la Ciudad Deportiva de ValdebebasRodrigo JiménezEFE

Todos miran a Vinicius en el Real Madrid, pero muy pocos saben hacia dónde mira Zidane y qué planes tiene para el encuentro de mañana contra el Manchester City. Con Hazard, estaba claro que el belga iba a ser titular. Sin él, se abre un abanico de posibilidades, porque son muchas las opciones que estuvo manejando Zizou cuando Hazard estaba lesionado. Algunas le funcionaron unos días, pero otros les fue peor y ahora, en los dos encuentros decisivos, en una semana que puede marcar el porvernir del Real Madrid durante el resto del curso, Zidane tiene que elegir.

¿Bale, titular?

Lo que pasa por la cabeza de Zidane es un misterio y algunas de sus decisiones tienen una justificación que sólo él puede enter. La inclusión de Bale en el equipo titular suena extraña, pero en absoluto es descartable. El futbolista galés no suele fallar en los partidos importantes porque le apetece jugarlos. Si busca un encuentro para cambiar su cartel en el Real Madrid y también para abrir su mercado para una posible salida en verano, no hay mejor semana que esta. El City y el Barcelona puede ayudar a sacar al futbolista galés del anonimato. Según anunció ayer El Chiringuito, Bala va a ser titular. “Como capitán no estoy para juzgar lo que hace nadie. Ya somos mayorcitos y súper profesionales. Es el entrenador quien tiene que elegir el equipo”, ha contestado Sergio Ramos cuando le han preguntado por el galés.

Vinicius, la incógnita

El brasileño es uno de los jugadores con mayor desborde. Sin Hazard, el que más. Es una de las opciones que puede manejar Zidane en el equipo titular para dar profundidad a los suyos y preocupar a las defensas rivales. Vinicius, jugando por la izquierda, exige vigilancia continua y da una salida cuando el equipo está agobiado. Es verdad que el equipo se desequilibra un poco y que pierde posesión porque el brasileño se lanza hacia el rival sin mirar hacia atrás. Pero si juega Bale, o no lo hace Vinicius o Zidane apuesta por el 4-3-3, en vez de los cuatro centrocampistas.

Isco o Modric

Si son cuatro los centrocampistas, hay tres que están claro: Casemiro, Kroos y Valverde, que apenas jugó en el último encuentro de LaLiga contra el Levante. El uruguayo da fortaleza al centro del campo, le da dinamismo y ayuda mucho en la presión a Kroos. Ha llegado un punto que el Real Madrid le echa de menos. Sería una sorpresa que no jugase los dos encuentros decisivos. Con Valverde en el campo, la duda es entre Isco y Modric. El primero, enchufado, puede cambiar el partido; el segundo, en forma, puede ser fundamental para que el Real Madrid mande con la pelota más que el Manchester City, que va a querer el balón.

Cinco centrocampistas

Puede, sin embargo, que Zidane no tenga que decidir entre los dos porque apueste por el sistema que tan bien le fue en la Supercopa en enero: la de los cinco centrocampistas. «El secreto es trabajo y más trabajo. Tengo muchas ganas de demostrar el fútbol que llevo dentro. La confianza de Zizou me ha ayudado mucho y estoy con ganas de ayudar al equipo en los partidos importantes que vienen ahora», aseguró ayer Isco. El problema es que lo repitió después en LaLiga contra el Atlético y sólo ganó el partido cuando saltaron al campo Vinicius y Lucas Vázquez y el equipo cambió el dominio por la profundidad. Es una posibilidad que Zidane quiera repetir el plan: primero el equipo de cinco centrocampistas, un conjunto bien junto y fuerte en el medio y según se desarrolle el partido, ir cambiando.