Coronavirus

Una de las victorias más emotivas de Rafa Nadal cumple 17 años

En 2003 se impuso en el torneo de Hamburgo a su actual entrenador Carlos Moyá con 16 años

Moyá y Nadal se saludan después de un partido
Moyá y Nadal se saludan después de un partido

Rafa Nadal ha protagonizado victorias memorables. En París, en Londres, en Nueva York, en Madrid, en Grand Slams, en Copa Davis... pero una de las más especiales cumple hoy 15 de mayo 17 años. Fue en el Masters de Hamburgo sobre la tierra batida alemana y lo que la hizo única fue que Rafa apenas tenía 16 años y que enfrente estaba su “maestro”, hoy su entrenador, Carlos Moyá.

Era el año 2003 y Moyá era el número cuatro del mundo. Hacía cuatro años que había alcanzado el número uno del mundo (15 de marzo de 1999), pero seguía instalado en la élite como uno de los mejores jugadores del circuito. Nadal estaba dando sus primeros pasos. Se había colado entre los cien mejores del mundo, era el número 87, y eso sin haber cumplido todavía 17 años. En la central del torneo alemán, Rafa se impuso en dos sets (7-5 y 6-4) y lo mejor, además de sus golpes, fue la celebración. Cuando una derecha de Moyá se fue por muy poco, Nadal apenas festejó la victoria. Se quitó la cinta, no movió la cabeza como hace ahora, y se dirigió a la red como si estuviera apesadumbrado. Se acercó a su amigo poco menos que pidiéndole disculpas y diciendo con la mirada que lo sentía. Fue un “perdona Charly, pero yo no quería ganarte”.