Fútbol

Messi no acudirá a pasar las pruebas del coronavirus con el Barcelona

Será el pistoletazo de salida a la pretemporada. El lunes es el primer día de entrenamientos

Las consecuencias económicas que tendría la marcha de Messi del Barcelona
Un cartel de Messi en BarcelonaEnric FontcubertaEFE

El pulso entre Leo Messi y el Barcelona continúa. Si el último movimiento de Bartomeu fue decir que dimitiría si el jugador dice en público que el problema es el presidente y que se queda, algo que no va a decir, porque sería colocarlo como un tirano y como el que manda en el club, el último movimiento del “10″ ha sido optar por la rebelión. El delantero quiere irse y así se lo ha comunicado al club. El club no está dispuesto, de momento, a negociar y se agarra a los 700 millones de su cláusula. La vuelta a la actividad del equipo es el domingo, con las pertinentes pruebas PCR de coronavirus que tiene que pasar toda la plantilla antes de empezar con los entrenamientos el lunes 31 de agosto. Será el estreno de Koeman y el reencuentro tras la debacle de la Champions. Pues bien, según adelanta RAC-1 el futbolista no tiene la intención de presentarse a dichas pruebas.

Lanza un órdago que puede tener consecuencias. Si no va a las pruebas sería una falta leve, pero si falta el lunes también sin motivo justificado ya podría tener una sanción de hasta el 7 por ciento del salario mensual. Si lo alarga hasta el martes la pena se iría ya a una suspensión de empleo y sueldo de once a treinta días, según “Mundo Deportivo”. Si no pasa las pruebas del coronavirus, no podrá ir a entrenar. Messi quiere informar al Barça de sus intenciones en otro burofax. La guerra continúa.