Fichajes: de la millonaria inversión del Barça a los cero euros del Madrid

En Europa, solo el Chelsea ha gastado más este verano que el club azulgrana

El mercado de fichajes de este verano es el más atípico que se recuerda. La pandemia por la covid-19 ha reducido de forma notable los ingresos de los clubes, que cuentan con menos margen de maniobra para sus contrataciones. El gasto disparatado de años anteriores ha sido sustituido por la moderación y la prudencia.

Prueba de ello es que ocho de los 20 equipos de LaLiga Santander no han invertido todavía ningún euro en fichajes. La falta de recursos económicos se ha compensado con trabajo para conseguir cesiones de otros clubes y para rastrear el mercado en busca de futbolistas libres, sin contrato.

Hay tres equipos que sobresalen sobre el resto en gasto: Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla. En el lado opuesto destaca el Real Madrid, que todavía no ha gastado un solo euro en fichajes.

El Barcelona lleva invertidos 103 millones de euros, que le sitúan como el segundo equipo de Europa que más ha gastado, sólo superado por el Chelsea, que ya lleva pagados 223.

En esos 103 millones del Barça están incluidos los 60 en los que se valoró a Miralem Pjanic en el intercambio de cromos con la Juventus. A cambio, los italianos se hicieron con los derechos del brasileño Arthur, valorado en esa transacción en 72 millones de euros. Ingeniería financiera. Los 31 millones invertidos en Trincao, los siete en Matheus Fernandes y los cinco en Pedri competan la suma de 103, que podrían subir hasta los 128 si se confirma el fichaje del neerlandés Memphis Depay.

A cierta distancia, aunque no mucha, está el Atlético, con 90 millones. Ahí están contabilizados los 56 millones que ha tenido que pagar al Chelsea este verano por Álvaro Morata. La operación que llevó hace un año al delantero al Atleti establecía un primer año de cesión a cambio de siete millones de euros, con la obligación de pagar este pasado mes de julio los 56 millones restantes del traspaso. Los 27 pagados por recuperar a Yannick Carrasco y los siete por el portero croata Ivo Grbic completan los 90 millones gastados.

Mucho más comedido en el gasto aparece el Sevilla, que lleva gastados 53,5 millones. Así ha repartido su inversión el club que maneja deportivamente Monchi desde los despacho: Suso, 24 millones; Óscar Rodríguez, 13,50; Marcos Acuña, 10,50; Bono, 4 e Ivan Rakitic, 1,5.

A partir de ahí, el abismo. Solo Getafe, 19 millones; Villarreal, 14 y Granada, 13,50 han supero los diez millones en gasto, cuando la pasada campaña, 16 de los 20 equipos de LaLiga Santander rebasaron esa cifra.

Cádiz, 9,40 millones; Osasuna y Valladolid, siete; Levante, cinco; Celta, dos millones y medio, y Eibar, dos, completan el cuadro de 12 clubes que han gastado dinero en reforzar sus plantillas.

Real Madrid, Betis, Athletic, Real Sociedad, Valencia, Alavés, Elche y Huesca no han invertido, de momento, un solo euro en fichajes. Todas las novedades han llegado en forma de cesión, con la carta de libertad o han vuelto a su club de origen después de una cesión. De todos ellos, solo el Athletic y el Elche, que militaba en LaLiga Smartbank, tampoco gastaron nada en fichajes la pasada campaña.

Contrasta la diferencia de gasto de una temporada a otra del Real Madrid, que ha pasado de los más de 350 millones de euros de la pasada temporada a no gastar nada este verano.

Así es el nuevo mercado en época de pandemia.