El Chelsea revienta el mercado en la pandemia

Lleva gastados 223 millones de euros, más que nadie en Europa. Ha pagado 80 millones por Kai Havertz, el más caro del verano

El fútbol no ha escapado a los efectos de la pandemia por la covid-19. Las consecuencias económicas se hacen sentir en los clubes, que se han contenido en los gastos y han olvidado la ligereza con la que invertían millones de euros en fichajes. Los equipos se han olvidado de las contrataciones por encima de los 100 millones, habituales en las cuatro campañas anteriores. Los 80 millones que ha pagado el Chelsea al Bayer Leverkusen por Kai Havertz, en lo que es el fichaje más caro de este verano, le sitúan solo como el 19º más elevado de la historia. La pandemia ha frenado los ingresos y el efecto inmediato es que los clubes han moderado sus compras.

Todos menos el Chelsea, que ha reventado el mercado y lleva ya gastados 223 millones de euros, más que nadie en toda Europa. Es la segunda mayor inversión en las 18 temporadas de la era Abramovich, solo superada por los 260,50 que gastó en la temporada 2017-18. Tres de los diez fichajes más caros de este verano los ha hecho el Chelsea.

Los fichajes más caros del verano
  1. 1. Kai Havertz, 80 millones. Chelsea
  2. 2. Arthur, 72. Juventus
  3. 3. Victor Osimhen, 70. Nápoles
  4. 4. Miralem Pjanic, 62. Barcelona
  5. 5. Álvaro Morata, 56. Atlético
  6. 6. Timo Werner, 53. Chelsea
  7. 7. Ben Chilwell, 50,20. Chelsea
  8. 8. Mauro Icardi, 50. PSG
  9. 9. Nathan Aké, 45,30. Manchester City
  10. 10. Leroy Sané, 45. Bayern

El frenazo en el mercado se observa con claridad en la Premier League, donde nadie ha querido o ha podido seguir el ritmo del Chelsea. El segundo club que más lleva gastado este verano es el Manchester City, con 78,80 millones, muy lejos de los casi 167 que invirtió hace un año. Le sigue el recién ascendido Leeds United, con 68,20; el Tottenham, con 65,40; el Everton, con 47,37; el Aston Villa, con 46,55 y el Wolverhampton, con 42. Los otros 13 equipos de la Premier han gastado, por el momento, menos de 40 millones de euros cada uno. La temporada pasada, 16 de los 20 equipos superaron los 45 millones en fichajes en el mercado de verano.

Esos 45 millones fueron los que gastó el Chelsea y estuvieron condicionados por la sanción que le impuso la FIFA. El 11 de abril de 2019, la FIFA le prohibió fichar durante dos ventanas por infringir la normativa sobre traspasos internacionales de futbolistas menores de 18 años. El Chelsea recurrió y en diciembre, el TAS redujo la sanción a la mitad, por lo que al equipo londinense se le permitió fichar en el pasado mercado de invierno, aunque en esa ventana se limitó a recuperar algunos jugadores cedidos, sin efectuar ningún fichaje. El TAS también dejó la multa económica en 300.000 francos suizos (273.000 euros), en lugar de los 600.000 iniciales. Esos 45 millones en fichajes corresponden al pago al Real Madrid por Mateo Kovacic, cuya contratación fue autorizada porque ya había estado cedido en el Chelsea la temporada anterior.

Este año, el Chelsea ha multiplicado por cinco su inversión. Además del mencionado Havertz, también han llegado a Stamford Bridge el alemán Timo Werner, por el que pagó 53 millones al RB Leipzig; el inglés Ben Chilwell, fichado del Leicester por 50,20 millones, y el neerlandés de origen marroquí Hakim Ziyech, quien llegó del Ajax por 40 millones. El francés Malanga Sarr y el brasileño Thiago Silva se incorporaron gratis, después de haber terminado sus contratos con el Niza y el PSG, respectivamente. Estas seis contrataciones completan una plantilla en la que el Chelsea se ha gastado 813 millones para construirla. Los 80 millones pagados por Havertz igualan la cifra que el club londinense desembolsó por el portero español Kepa Arrizabalaga en 2018. Son los dos fichajes más caros de la actual plantilla.

Como sucede en la Premier, en Europa el Chelsea también es el gran dominador del mercado. El club de Abramovich dobla en inversión al siguiente club, el Barcelona, pero la distancia es mucho mayor si tenemos en cuenta que en los 103 millones contabilizados en fichajes por el Barça están incluidos los 60 en los que se valoró Miralem Pjanic en el intercambio de cromos con la Juventus. A cambio, los italianos se hicieron con los derechos del brasileño Arthur, valorado en esa transacción en 72 millones de euros. Esa cifra sitúa a la Juve como el cuarto club europeo en gasto, con una cantidad que se eleva a 87 millones.

En el tercer puesto, con 90 millones, aparece el Atlético de Madrid. En esa cantidad de los rojiblancos están incluidos los 56 millones que ha tenido que pagar al Chelsea este verano por el fichaje de Álvaro Morata. La operación financiera que llevó hace un año al delantero hasta el Metropolitano establecía un primer año de cesión a cambio de siete millones de euros, con la obligación de pagar este pasado mes de julio los 56 millones restantes del traspaso.

En quinta posición se sitúa el Inter de Milán, con 86,50, seguido por el Benfica, con 80; el Manchester City, con 78,80; el Nápoles, con 70; el Leeds United, con 68,20 y el Tottenham, que cierra el top-10 con 65,40.

Fuera de ese top-10 está el PSG, que lleva gastados 56 millones en este mercado. Es la inversión más baja del actual subcampeón de Europa en las últimas seis temporadas.