La Premier modifica sus horarios por el adelanto del cierre de los pubs

La costumbre de ver el fútbol en un bar con una pinta de cerveza se veía amenazada

La obligación de adelantar el cierre de pubs, bares y restaurantes a las 22:00 (hora británica), a causa de las restricciones impuestas por el Gobierno del Reino Unido por la pandemia por la covid-19, terminó provocando un problema para la Premier League y los aficionados al fútbol en Gran Bretaña.

Ese nuevo horario de cierre amenazó la costumbre de ver el fútbol en los pubs mientras se disfruta de una pinta, al menos una, de cerveza, ya que el final de los partidos que se disputan por la noche superaba la nueva hora límite de cierre de los establecimientos de restauración.

La solución llegó de la propia Premier League, que decidió adelantar la hora de comienzo de los encuentros que se disputan por la noche, que se iniciarán a las 20:00, en lugar de las 20:15, como era habitual. El primer encuentro afectado por este cambio es el Liverpool-Arsenal, que se disputará el lunes 28 de septiembre. También se ha adelantado un cuarto de hora el comienzo del Newcastle-Burnley, programado para el sábado 3 de octubre.

Esta medida provisional podría convertirse en definitiva en la reunión que mantendrán todos los clubes de la Premier durante el próximo parón de selecciones.

La obligación de cerrar los pubs antes de que terminaran los partidos hizo saltar las alarmas ante la posibilidad de que los aficionados decidieran reunirse en las casas, donde las medidas de seguridad contra la covid-19 se suelen relajar. Las autoridades entendían que esto podría ser un riesgo importante, dada la complicada situación que se vive en el Reino Unido, ya que estas reuniones de aficionados en espacios más reducidos podrían ayudar a propagar aún más el virus.