Kiko Rivera deja de ser comentarista deportivo por el acoso “podemita”

Los ataques de Podemos le han “obligado” a dejarlo. Comentó para Canal Sur el partido entre el Sevilla y Bayern de la Supercopa

Un partido ha durado Kiko Rivera como comentarista deportivo en Canal Sur. Las críticas y los ataques le han superado y se ha cansado.

“He tomado una decisión. Mi vida es mucho más bonita que todo esto. No tengo porque aguantar a portavoces de nada el tener mi nombre en su asquerosa boca podemita y demás cosas... @CanalSurRadiorenunció a mi salario y a volver a ir a comentar un partido con vosotros. A Juí”, ha escrito, superado por los acontecimientos.

Adelante Andalucía, la marca de Podemos, le había atacado a él y al presidente de la Comunidad Juamma Moreno, por su fichaje.

“Jóvenes que estáis estudiando periodismo. ¡Dejadlo todo! Tenéis que ir a la farándula para conseguir un trabajo en Canal Sur. Gracias Juanma Moreno por contratar a Kiko Rivera. Exquisita gestión”

Se hablaba de que iba a ganar miles de euros y Canal Sur tuvo que salir a contar la cifra que se llevaba por partido: 85 euros

Pero la presión para el hijo de Isabel Pantoja, con problemas económicos desde hace tiempo, porque ahora es complicado ser DJ, ha sido demasiado. Él siempre ha visto el mundo del fútbol como una posibilidad, un plan B para poder solucionarse la vida. Amigo de futbolistas como Joaquín o Sergio Ramos, una de sus ideas era hacerse representante de futbolistas.

O si no comentarista. Pero lo segundo sólo lo ha podido ser un día: en la derrota del Sevilla contra el Bayern en la Supercopa de Europa. Ahí se ha terminado su carrera por ahora.

No tengo la necesidad de aguantar esto amigos. De verdad que no”, escribió con tristeza.