Fichó por el Barcelona para hacerse millonario y ha acabado en Yibuti

Fue recibido como una estrella por los aficionados del AS Arta Solar7

El centrocampista camerunés Alex Song, de 33 años, ha dado un sorprendente giro a su carrera y ha firmado por el AS Arta Solar7 de Yibuti. Song no ha podido encontrar equipo en Europa y ha optado por seguir jugando en este país de África, donde los aficionados del Arta le han recibido como una estrella.

Formado en la cantera del Bastia, Song destacó en el Arsenal y en 2012 el Barcelona pagó por él 19 millones de euros. Elegido para sustituir a Yaya Touré, Song nunca alcanzó el nivel que se esperaba de él y de los cinco años de contrato que firmó, solo estuvo dos en el Barça, con el que ganó una Liga y una Supercopa de España.

“Cuando vi la cantidad que iba a recibir en el Barcelona no dudé. Pensé en mi esposa, en mis hijos y en que era necesario que después del fútbol pudiéramos tener una vida cómoda. Cuando hablé con el director deportivo [Andoni Zubizarreta] me dijo que no iba a jugar mucho, pero no me importó porque sabía que iba a ser millonario”, declaró Song un tiempo después para explicar cómo fue su paso por el Barcelona.

Cedido al West Ham, pasó después por el Rubin Kazan ruso, donde sufrió una depresión, y de ahí se marchó al Sion de Suiza, del que no salió de muy buenas maneras.

Ahora, Song apura el último tramo de su carrera en el modesto Arta Solar 7, que ha ganado cuatro Ligas en Yibuti, la última en 2007.