Zidane dice que se marcha del Real Madrid

El entrenador ya ha dicho a los futbolistas que no va a continuar en el equipo blanco

Thumbnail

Zidane no ha esperado una semana para decir que se marcha del Real Madrid. No necesitaba tanto tiempo para decidirse, porque es probable que la decisión la tuviera tomada mucho antes. No quiere continuar entrenando al Real Madrid tras un año agotador, muy duro y que ha acabado sin ningún título. Considera que otra persona en el banquillo puede dar mucho más que él.

El hombre de las tres Champions, el entrenador que ya es una leyenda en el Real Madrid, lo deja. Y esta vez suena a definitivo.

No es una sorpresa como cuando se marchó después de la Champions de Kiev, esto es algo que más o menos se veía venir. El entrenador ha ido despejando todas las preguntas que le hacían acerca de su futuro, pero siempre lo hacía con respuestas que dejaban la sensación de que estaba despidiéndose. Él siempre decía que había que cambiar algo cuando acabase la temporada. Y ha decidido que lo que tenía que cambiar es el banquillo.

El entrenador se lo dijo a los jugadores de la plantilla y también a los dirigentes. Es su forma de despedirse. En el club le habían dicho que dependía de él, que se había ganado el derecho a seguir por su trayectoria, por lo conseguido y por cómo ha defendido a la plantilla. Había una reunión prevista para la semana que viene entre Florentino Pérez, Zidane y José Ángel Sánchez, pero el entrenador ha decidido adelantar los tiempos y acabar con la incertidumbre en la que vívían el club y los aficionados desde hace tiempo.

Se va un entrenador que ha marcado la segunda mejor época de la historia del Real Madrid: tres Champions y dos Ligas, como títulos más importantes y una capacidad para motivar a sus futbolistas que no tiene casi nadie. Llegó siendo un entrenador sin más experiencia en el Castilla y se marcha como un técnico que ha marcado el Real Madrid para siempre. Esta vez no tiene pinta de que vaya a volver si el Real Madrid le necesita. Es una separación sin vuelta atrás, aunque el cariño, el recuerdo y la ligazón entre Zidane y el club blanco va a estar para siempre.

Como hizo como jugador y como hizo cuando se marchó la primera vez como entrenador, Zidane se va pese a que tiene una temporada más de contrato. Cuando era futbolista se fue sin pedir el dinero de su último año y lo mismo hace ahora. Hace unas semanas dijo que se lo iba a poner fácil al club y considera que la manera de ponérselo fácil es marcharse y dejar el hueco a otro para que empiece la renovación de la plantilla, que seguro se va a hacer y sin Zidane en el banquillo. El nuevo entrenador tendrá manos libres, sin hipotecas para hacer lo que crea necesario. Y en el club consideran que hay varias cosas que son necesarias.

A diferencia de la otra vez, ahora el Real Madrid sí que tiene tiempo para buscar un entrenador.

El futuro de Zidane es una incógnita. La Juventus siempre ha estado muy interesada en él y estuvo cerca de Italia antes de regresar al Real Madrid. Ahora, Zidane se va sin tener nada cerrado, porque él es un hombre que toma las decisiones así, cuando considera que ya no puede dar más. Una de las teorías es que puede marcharse a Francia si Deschamps no sigue después de la Eurocopa.