Real Madrid

Así ha sido el control de Rodrygo, que fue "la hostia"para Zidane

Rodrygo celebra su gol
Rodrygo celebra su gol

El Real Madrid es líder en solitario de la Liga y tiene a la mayoría de sus titulares descansados para visitar el Wanda Metropolitano este sábado. Zidane sorprendió una hora antes del partido ante Osasuna con una alineación con ocho caras distintas a las que habían jugado en Sevilla. Avisó el técnico en la previa de que habría cambios, pero nadie esperaba una revolución de ese calibre.

Zizou sorprendió recuperando una vieja fórmula que le dio un doblete de Liga y Champions en 2017. Volvió a aquel «Madrid B» que hacía avanzar al equipo en el torneo local mientras los más habituales se preparaban para las grandes noches europeas. «No hay plan A, B o C. El plan es que confío mucho en mi plantilla. Son 25 futbolistas muy buenos y lo han demostrado. Están todos preparados, se ha visto claramente. Hicimos muchas cosas buenas, y me alegro por ellos. Deben jugar bien cuando les toca y esto es lo que pasado», decía un técnico muy feliz. En mitad de una semana con tres compromisos, dos de ellos en campos efervescentes como el Pizjuán y el Metropolitano, ZZ encontró un hueco para los que juegan menos y los «secundarios» le respondieron derrotando a Osasuna y evitando otro esfuerzo más al resto para lo que viene.

Las caras de la noche fueron Vinicius y Rodrygo, que marcaron dos golazos y enamoraron al Bernabéu. «Me alegro por ellos, muchas veces nos olvidamos de que tienen 18 años los dos, se ha visto su emoción al marcar». Sobre «Vini» admitió que necesitaba un remate así para espantar los fantasmas que le habían asaltado por su falta de puntería. Y de Rodrygo más que su gol le gustó el gesto técnico previo. «Lo que me ha encantado es el control, ha sido la hostia, fenomenal. Ya sabéis que a mí lo que me gusta son los controles».

Hace una semana el mundo se acababa para el Madrid en París y ahora es líder antes del derbi madrileño. «Ni ahora somos tan buenos ni antes tan malos. Creemos en lo que hacemos y con tranquilidad y trabajo se consiguen muchas. Hay que defender juntos y en ataque sé que podemos hacer cosas buenas», continuaba Zidane, contento de que a su equipo el técnico rival le defina como «sólido».