Confiados en Benzema

Sin Modric ni Bale ni Marcelo, el Madrid espera que Karim llegue al derbi

La última vez que el Madrid se enfrentó al Atlético en Liga le faltaron cinco jugadores imprescindibles. Dos repiten ausencia el miércoles: Modric y Marcelo. También faltará Bale y en el Madrid confían en que Benzema va a llegar, porque sumar otra baja aumentaría el nivel de pánico en el club blanco. Sin el brasileño por la banda izquierda, sin Modric en el centro, el equipo pierde mucha elaboración y capacidad de sorprender. Sin Bale, además, se queda sin profundidad. Si a todo esto se añade la ausencia de Karim, Ancelotti perdería a un jugador clave a la hora de fabricar el fútbol de ataque.

Es verdad que frente a los rojiblancos el delantero francés se enfrenta a un muro que le cuesta superar. Ante la presión de Godín y el otro central, Benzema intenta abrirse a banda para buscar huecos y ayudar a sus compañeros, dando apoyos y toques en corto, pero en todos los derbis de esta temporada, se ha sentido un jugador maniatado y más impotente que nunca para desarrollar su fútbol.

Benzema sufrió un pequeño mareo antes del encuentro del Rayo, no estuvo frente al Eibar, sí que jugó en el Calderón y ni siquiera fue convocado para el choque del sábado. El viernes saltó al entrenamiento de Valdebebas con un aparatoso vendaje y no lo terminó. Ancelotti confirmó que sí que iba a estar en la «Champions», pero en el Madrid nadie se atreve a apostar.

El miércoles el francés será el delantero centro, acompañado de Cristiano Ronaldo en ataque, mientras que James hará funciones de centrocampista y de delantero. El equipo se dibujará con un 4-4-2, aunque lo importante será la intensidad con la que afronte el partido. Necesita un gol rápido para que sea el Atlético quien se ponga nervioso con el paso de los minutos. La sangre fría de Benzema en los momentos más complicados (en todos los momentos, en realidad) se antoja más que necesaria en un choque en el que, más que la táctica, saber controlar la tensión va a ser lo fundamental.