Fútbol

2-1. La coronación de Griezmann

El rojiblanco marca los dos goles de la remontada de Francia ante los irlandeses

Payet no tiene dudas y hace el gesto de abrillantar la bota de Griezmann
Payet no tiene dudas y hace el gesto de abrillantar la bota de Griezmann

El rojiblanco marca los dos goles de la remontada de Francia ante los irlandeses

Dos goles, uno de cabeza y otro con la izquierda, sirvieron para que Griezmann se coronase ayer como el nuevo monarca francés. El jugador del Atlético fue el artífice de la remontada «bleu» ante Irlanda, que a los dos minutos cobró ventaja. Brady transformó el penalti que hizo Pogba a Long, tras un resbalón de Rami, y se fue al descanso con un resultado favorable porque el equipo de Deschamps encajó mal el tanto y se pasó el primer tiempo en un quiero y no puedo porque nadie ponía pausa al juego. Pogba, Matuidi y Payet se aceleraban en exceso, la transiciones no tenían peligro y los defensores irlandeses resolvían los problemas que les creaban Griezmann y Giroud.

Francia no encontraba la fórmula. No ha hecho un partido completo en el campeonato y su primer tiempo deja dudas. Le falta continuidad, algo más de creatividad y capacidad para leer mejor los partidos. No sólo vale el despliegue físico de Pogba, Kanté o la velocidad de Coman. Si Payet y Griezmann no aparecen por dentro y juegan entre líneas, su fútbol se diluye, el rival controla y las ocasiones que crean se estrellan contra el muro enemigo, ayer irlandés. Un equipo, el de O’Neill, que dio un susto a Lloris tras fuerte disparo de Murphy.

Los cambios y la bronca de Deschamps en el descanso surtieron efecto. Y Francia apareció con otra cara, con otra forma de entender el partido y con el convencimiento de que el criterio y el toque eran claves. Entró Coman por Kanté, que tenía tarjeta y se pierde los cuartos, lo mismo que Rami, y apareció un majestuoso Griezmann para voltear el marcador y llevar a Francia a donde por jugadores y categoría se merece.

El veterano Evra puso un centro medido y Griezmann se adelantó para cabecear a la red. Segundo cabezazo decisivo del rojiblanco, como sucedió ante Albania. El gol surtió el efecto deseado. Francia se desmelenó, apretó más. Pogba, desde la izquierda, y Payet, por dentro, tenían más protagonismo. Aunque el actor principal era Griezmann. Un balón al área, un salto de Giroud, que con la cabeza la bajó para el imparable izquierdazo del jugador del Atlético.

En tres minutos, Griezmann remontaba, el partido volvía al guión previsto y, pese a que Irlanda aguantaba en defensa, apenas llegaba ante el portal francés. La expulsión de Duffy, quizá exagerada, por derribo a Griezmann, acabó de minar la resistencia irlandesa. Ginac remató al larguero, el rojiblanco pudo hacer el tercero, pero se conformó con el doblete. Francia espera rival. La lógica apunta a Inglaterra.

- Ficha técnica:

2 - Francia: Lloris; Evra, Koscielny, Rami, Sagna; Matuidi, Kanté (min.45, Coman; min.90, Sissoko), Pogba; Payet, Giroud (min.72, Gignac) y Griezmann.

1 - Irlanda: Randolph; Coleman, Keogh, Duffy, Ward; Brady, Hendrick, McCarthy (min. 70, Hoolahan), McClean (min. 66, O'Shea); Long y Murphy (min. 64, Walters)

Goles: 0-1, min.2: Brady. 1-1, min.58: Griezmann. 2-1, min.61: Griezmann.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Coleman (min. 25), Kanté (min. 26), Hendrick (min. 40) y Rami (min. 43). Expulsó con roja directa a Duffy (min. 65).

Incidencias: Asistieron al estadio Parc Olympique Lyonnais 56.279 personas, lleno absoluto, para presenciar el partido correspondiente a los octavos de final de la Eurocopa. En el palco de honor presenció el partido el presidente francés, Francois Hollande.