Deportes

Injerto de piel en una de las manos quemadas de Grosjean: “Recuperé mi mano de Mickey Mouse”

El expiloto de Fórmula 1, sometido a una nueva operación después del gravísimo accidente que terminó con su coche en llamas

Romain Grosjean se quemó sus manos al escapar de su coche envuelto en llamas.
Romain Grosjean se quemó sus manos al escapar de su coche envuelto en llamas. FOTO: Instagram Romain Grosjean

Romain Grosjean sufrió el pasado 29 de noviembre de 2020 un gravísimo accidente en Baréin que terminó con su coche envuelto en llamas y que le dejó graves secuelas en sus manos a causa de las quemaduras sufridas al intentar escapar del vehículo. Ahora, el expiloto de Fórmula 1 de 35 años se ha sometido a un injerto de piel en su mano izquierda, la que quedó en peor estado. “Recuperé mi mano de Mickey Mouse”, dijo Grosjean en redes sociales al compartir una imagen de su extremidad totalmente vendada.

En otra publicación compartida este miércoles en Twitter, Grosjean mostró su sentido del humor: “Mi manó está afrutada, pero pronto se verá bien”. En su cuenta de Instagram, el francés, que correrá el próximo campeonato de Indycar con el equipo Andretti Autosport, confirmó que “la operación ha ido bien”. “Debería estar de vuelta en casa mañana por la tarde después de algunas revisiones más. No puedo esperar a compartir con ustedes alguna foto de mi nueva mano. Que tengan una buena noche todos”, añadió.

Pese a esta operación, Grosjean ya había confirmado que, como consecuencia del accidente, le quedarán secuelas permanentes en su mano izquierda: “Solo será recuperable en un 95%, con unos límites de movimiento que no me impiden vivir con normalidad. La mano derecha está 100% curada y solo necesito ponerme protector solar cuando salgo de casa”.