Deportes

El Real Madrid pierde tres meses y 15 partidos después

Los de Ancelotti no caían desde el 3 de octubre ante el Espanyol. “Tenemos problemas contra equipos que ponen línea de cinco en defensa”, reconoce Casemiro

Mendy lucha con Arambarri en un momento del Getafe-Real Madrid disputado en el Coliseum Alfonso Pérez
Mendy lucha con Arambarri en un momento del Getafe-Real Madrid disputado en el Coliseum Alfonso Pérez FOTO: Jesus G. Feria La razon

Desde el 3 de octubre no perdía un partido el Real Madrid. Tres meses y 15 partidos habían pasado desde el último tropiezo de los blancos, que fue en el campo del Espanyol en la octava jornada de Liga. Desde entonces, 13 victorias y 2 empates en todas las competiciones que le sirvieron a los de Ancelotti para terminar el 2021 muy destacado en la Liga y clasificado como primero de grupo en la Champions.

Había encontrado la fórmula el técnico italiano, pero las vacaciones de Navidad se le han atragantado a sus futbolistas. Turrón del duro masticaron en Getafe, donde otra vez un equipo bien ordenado defensivamente complicó al Real Madrid. Se repitió la fórmula de los empates en el Bernabéu frente a Osasuna y Cádiz, con al diferencia de que el Coliseum el Madrid tembló un poco más de la cuenta atrás. Los blancos han ganado a los grandes rivales y se están dejando puntos contra los equipos de atrás, en días en los que era inesperado un tropiezo. “Estamos teniendo problemas contra rivales que juegan con línea de cinco en defensa. Cuando no hemos ganado los tres puntos ha sido ante este tipo de rivales, con tres centrales”, reconocía Casemiro en Movistar, que admitía el error individual de uno de los mejores futbolistas del Madrid hasta ahora. “Hay que ser justos y reconocer el error individual de uno que que venía siendo de los mejores del equipo (Militao), pero es el fútbol. Hay que estar atento siempre. Hemos trabajado y peleado, pero ya queda atrás estoy y hay que pensar en la Copa”, añadía el centrocampista brasileño.

En un día raro, Ancelotti acabó con un once extraño, con Marcelo jugando toda la segunda mitad, cuando este curso su participación es anecdótica, y con Mariano en punta junto a Benzema. Entró hasta Isco cuando el tiempo se terminaba para confirmar que la tarde era extraña para este Real Madrid. El malagueño no aparecía desde el 21 de noviembre, cuando jugó diez minutos en Granada. No le funcionaba nada al italiano, que por primera vez afrontaba esta temporada un partido sin Vinicius, fuera de juego por coronavirus después de jugar siempre de titular desde el tercer partido de este ejercicio.

Jugó su segundo encuentro con el primer equipo el canterano Peter, que entró al final para intentar desbordar lo que había sido imposible en todo el encuentro.