MENÚ
miércoles 19 junio 2019
09:40
Actualizado

Demasiado para este Real Madrid

  • Demasiado para este Real Madrid
    /

    Gorka Estrada / EFE

  • Demasiado para este Real Madrid
    /

    Javier Etxezarreta / EFE

  • Demasiado para este Real Madrid
    /

    Alvaro Barrientos / AP

  • Demasiado para este Real Madrid
    /

    Javier Etxezarreta / EFE

Tiempo de lectura 2 min.

12 de mayo de 2019. 20:20h

Comentada
José Aguado 12/5/2019

El Real Madrid busca a lo que agarrarse mientras pasan estos días y acaba la temporada. Más que los resultados, se buscan motivos para alimentar la esperanza del año que viene, sin contar con los fichajes que puedan venir. Es Brahim ahora quien ilumina los mejores momentos del equipo Zidane, un futbolista vertical, con regate y atrevimiento. Es como Vinicius, que no fue titular, pero salió en la segunda mitad para revitalizar algo a los suyos. Vinicius dejó detalles y electricidad en lo pocos minutos que tuvo y cuando el partido ya no valía para nada. Brahim, por su parte, dejó algo más: dejó un golazo, de potencia para ganar al rival y de habilidad para regatearle dos veces y rematar después por debajo de las piernas del portero. Un gol de categoría, de futbolista con proyección. Falta por saber si el Real Madrid lo quiere mantener en la plantilla o cederlo para que tenga minutos.

El cástingCada partido es un cásting o también una muestra de intenciones de Zidane. Bale no fue convocado, Isco tuvo su oportunidad, como Asensio y ambos pasaron por el partido de puntillas. El andaluz, que apenas dejó nada, termina la temporada al mismo ritmo y con la misma huella que el resto del año: muy poco que ofrecer. Mientras Asensio, a veces tiene arranques, pero le cuesta ser regular y llevar el peso del equipo. También volvió al equipo Benzema, pero con uno menos, apenas tuvo presencia.

Mano de VallejoDespués del tanto de Brahim todo fue a peor. El partido estaba igualado, abierto, hasta que la mano de Vallejo cambió todo. El central evitó que la Real marcase su primer tanto antes de tiempo, pero a cambio condenó al equipo de Zidane a vivir un partido condenado al dominio del conjunto local, con Casemiro de central y sin posibilidad de reacción. Tampoco tenía más defensas en el banquillo el entrenador francés. El Real Madrid, que dio la cara con igualdad de hombres, pero que no pudo cuando tuvo uno menos. Era el momento para la heroicidad: aguantar como fuese posible el marcardor y buscar una jugada, pero no están para esas cosas los de Zidane. Están para que acabe la temporada, reflexionar y empezar de nuevo.

Resbalón de CourtoisPorque este año ocurren cosas que antes no pasaban, como el resbalón de Courtois en el segundo tanto de la Real Sociedad. Estaba haciendo un buen encuentro el portero belga, parando el penalti de la mano de Vallejo, pero su pie de apoyo no se agarró bien a la hierba y el remate de Zaldua entró sin oposición. Antes, en el primer tiempo, Merino había hecho el empate.Si con la igualdad había sido complicado, con el marcador en contra, ya fue una historia imposible para el Madrid. Las guerras, para otro año.

Destacamos a esta hora

La Razón te recomienda estas cinco historias para estar informado a esta hora.

Últimas noticias